Buenos Aires: Interferón Lambda como bioterapéutico contra el SARS-CoV-2

Un proyecto de INTA-CONICET, financiado por el MINCyT, se afianza como respuesta al virus al proteger los pulmones de la infección y lograr una disminución en la carga viral que permite, además, prevenir contagios a contactos estrechos.


Con un financiamiento de $ 530.000.- pesos por parte del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación (MINCyT), investigadores del Laboratorio de Inmunología Veterinaria Aplicada del INTA y el CONICET desarrollan un proyecto para utilizar la molécula de Interferón Lambda humano, mejorado con aminoácidos bovinos, en pacientes infectados con SARS-CoV-2 con fines terapéuticos.

A poco de haber comenzado con la investigación los primeros hallazgos muestran resultados muy promisorios ya que el Interferón Lambda, aplicado en concentraciones muy bajas, logró inhibir por completo la replicación del virus. La acción de esta molécula logra inducir al paciente a un estado antiviral en el cual se activan genes propios de las células epiteliales del sistema respiratorio que se vuelven resistentes a la infección controlando la hiper-inflamación y evitando el avance de la enfermedad a estadios graves.

Este tipo de Interferón, además, posee una característica positiva dado que actúa directamente sobre las mucosas, las vías y el tracto respiratorio que son las zonas de ingreso del virus y no funciona sobre células inmunes ni otros órganos lo que es muy importante ya que no es tóxico para el organismo. Si bien los seres humanos producen Interferón Lambda como antivirales naturales, la hipótesis del equipo de investigación es que el SARS-CoV-2 bloquea su producción logrando infectar a las personas.

La Dra. Alejandra Capozzo, directora del proyecto e Investigadora principal de CONICET, relató cómo fue que surgió la idea del proyecto "nosotros comenzamos trabajando hace 6 años con el Interferón Lambda bovino para el tratamiento de la diarrea viral bovina. Cuando comenzó la pandemia, ya teníamos hechos análisis in silico que demostraban que el Interferón bovino reaccionaba perfectamente con el receptor humano y que activaba la respuesta antiviral en células humanas, por lo que, a partir del proyecto, evaluamos, con la colaboración del Instituto Malbrán, el Interferón contra el SARS-CoV-2 en células en cultivo y ahí pudimos ver que era efectivo en concentraciones hasta 10 veces menores que las que pueden tener un Interferón humano".

La investigadora explicó que, una vez patentado el descubrimiento a través de CONICET, continuaron trabajando para mejorar la molécula y dieron con un producto nuevo de próximo patentamiento. Se trata de "un interferón que es prácticamente humano (98%) pero que tiene algunos aminoácidos de la molécula bovina que son los que manifestaron una mayor eficiencia de acción sobre las células humanas. Esto facilita ampliamente su aplicación a nivel farmacéutico".

En efecto, uno de los objetivos de la investigación es poder brindar las bases científicas para el desarrollo de un fármaco que detenga la infección a la vez que evite el contagio de contactos estrechos, pero no solo eso, ya que, como señala Capozzo los interferones "no son específicos, es decir, no son como, por ejemplo, un anticuerpo monoclonal que funciona solo contra un virus determinado sino que los interferones tienen actividad antiviral contra cualquier virus respiratorio con lo cual este descubrimiento puede dar respuesta tanto al coronavirus como a cualquier otra enfermedad viral respiratoria".

El equipo de trabajo está compuesto por la Dra. Nancy Patricia Cardoso (Investigadora Adjunta de CONICET); Dra. Florencia Celeste Mansilla (Investigadora de INTA); Dra. Cecilia Soledad Turco (Becaria Postdoctoral); Lic. Lucas José Barone (Becario doctoral CONICET); Bioq. Estefanía Benedetti (Investigadora del INEI-ANLIS, Inst. Malbrán); Dra. Elsa Baumeister (jefa del Servicio de Virosis Respiratorias, INEI-ANLIS, Inst. Malbrán).

Por su parte, Federico Agüero, subsecretario de Ciencia y Tecnología de la provincia de Buenos Aires explicó que durante la pandemia "desde el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, nos dedicamos a buscar soluciones a los requerimientos del Ministerio de Salud. Ante cada nuevo requerimiento, acudimos primero al sector productivo y cuando nos pareció que las propuestas podían ser mejoradas nos volcamos de lleno al sector científico en la búsqueda de nuevas soluciones: en ese marco aparece el proyecto del Interferón Lambda".

El funcionario provincial destacó que "el proyecto, como tantos otros, se pudo llevar adelante gracias a la estrecha colaboración que se dio desde el inicio de la pandemia entre Nación, Provincia y municipios" y agregó que en esta articulación "fue muy importante el rol del COFECyT para poder coordinar acciones y financiar proyectos que den solución a las necesidades de los y las bonaerenses".

El proyecto, seleccionado por la Subsecretaría de Ciencia y Tecnología del Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la provincia de Buenos Aires, es financiado por el MINCyT a través del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECyT) en el marco del Programa de Articulación y Fortalecimiento Federal de las Capacidades en Ciencia y Tecnología COVID-19, coordinado por la Subsecretaría de Federalización de la Ciencia, Tecnología e Innovación y la Subsecretaría de Coordinación Institucional del MINCyT.