Bergman presentó el balance de la gestión ambiental y los resultados de la participación en la COP25


En un encuentro en Casa Rosada, el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, repasó la participación argentina en la 25.a Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático (COP25), celebrada en Madrid, y realizó un repaso de lo actuado en materia ambiental durante los cuatro años de su gestión.

“La impronta con la cual llegamos a Madrid es la consolidación del cumplimiento fehaciente de los compromisos del Acuerdo de París asumidos por la Argentina”, aseguró el funcionario y recordó que “en esta última Conferencia de las Partes, el país pudo llegar con una respuesta nacional al cambio climático que consiste en una ley de presupuestos mínimos que se logró consensuar”. Sobre esta última, explicó que permite que el Gabinete Nacional de Cambio Climático “hoy sea una institución de la república que tiene continuidad, de manera tal que ya no va a depender de la posición de un gobierno o de un partido”.

Bergman se refirió también a los planes que fueron presentados en las distintas COP: “Son siete planes sectoriales de mitigación del cambio climático, que apuntan a qué vamos a hacer para disminuir los gases de efecto invernadero”. Luego de señalar que los mismos incluyen temas como transporte, energía, bosques, infraestructura y salud, señaló que también se cuenta con “un plan nacional de adaptación, que implica las infraestructuras resilientes, para poder proteger a las poblaciones más vulnerables que son las que más sufren las inclemencias del ambiente”. Finalmente, el secretario de Gobierno explicó que todo este conjunto “constituye la respuesta nacional al cambio climático, luego de haber revisado los índices de contribución del país, haber transparentado los índices y haber aumentado más del 20 % la ambición”.

A continuación, el funcionario describió los principales hitos de la gestión, entre los que enfatizó la importancia del trabajo con los gobiernos provinciales y municipales, mediante el Programa Ciudades Sustentables, el Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA) y junto a las comunidades locales. Además, aseguró: “el Presidente nos empodera para trabajar y decirnos la verdad”, para referirse luego a la importancia de contar con una línea de base porque “lo que no se puede medir ni evaluar no puede ser una política pública”. Según Bergman, fue por ello que se presentó, todos los años, el Informe del Estado del Ambiente, el que luego de promulgada la Ley General del Ambiente “era una obligación anual, pero no se había realizado en doce años” y aseguró que ese instrumento brinda “una herramienta seria de política pública a partir de la cual se pueda trabajar”.

El funcionario también destacó la adscripción al Acuerdo de Escazú; la publicación del Inventario Nacional de Glaciares y los avances en otros aspectos del ordenamiento ambiental del territorio como los adelantos en el inventario de humedales, la actualización de los mapas de bosques nativos y, ligado a ello, la creación del fondo FOBOSQUE. “Estas normas han generado que lo ambiental sea no solamente una práctica local sino una política de Estado para que Argentina acceda a los estándares internacionales”, explicó Bergman.

Asimismo, el secretario de Gobierno se refirió al cuidado de la biodiversidad y al aumento de áreas protegidas, sobre las que aseguró: “sumando las áreas marinas y terrestres, se triplicó la superficie de protección”.

Finalmente, el funcionario afirmó: “No tenemos ninguna duda de que esta agenda une a todos los argentinos porque nos da la oportunidad de trabajar juntos, más allá de nuestras diferencias, por el bien común que es el ambiente y el desarrollo sostenible”.

Para acceder al informe completo de gestión 2016-2019, cliquear aquí.