Bergman formalizó el Plan Nacional de Restauración de Bosques Nativos

Apunta a la restauración, recuperación y rehabilitación del bosque nativo en la Argentina.


La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, en el marco de la Ley n.° 26331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos y de ForestAR 2030 —la plataforma ideada para consolidar al país como una potencia forestal sustentable para 2030—, creó el Plan Nacional de Restauración de Bosques Nativos. La iniciativa, que ya está siendo implementada, fue formalizada con la firma del secretario Sergio Bergman mediante la Resolución 267. Así el Gobierno nacional promueve la puesta en valor de los recursos forestales nativos.

El Plan Nacional de Restauración de Bosques Nativos se enmarca en una política de manejo forestal integral a escala nacional, impulsa la recuperación de la superficie de bosque nativo en aquellas áreas que requieren el restablecimiento de servicios ecosistémicos, promueve el desarrollo de nuevos modelos productivos compatibles con la protección de los bosques nativos y la generación de oportunidades para las comunidades que viven en ellos.

El mismo se implementa a través de diversas actividades de intervención territorial, en áreas prioritarias para la restauración basados en criterios biofísicos, ecológicos, sociales, económicos y prácticos que maximicen las posibilidades de viabilidad en el tiempo. A tales fines, se definieron 6 zonas prioritarias —espinal, monte, parque chaqueño, selva misionera, yungas y bosque andino-patagónico— que sufren diferentes problemáticas que se buscan solucionar a través de acciones como la protección de cuencas hídricas, la mejora ambiental y productiva, la recuperación de áreas incendiadas en zonas de interés turístico y la recuperación del potencial productivo del bosque nativo.

En este sentido, la iniciativa que impulsa la cartera nacional de Ambiente busca alcanzar veinte mil hectáreas anuales bajo restauración a 2030 y contribuir con la Estrategia Nacional de Mitigación y Adaptación al Cambio Climático, lo que implica más de 10 millones de árboles. Se desarrolla con el apoyo de los ministerios de Salud y Desarrollo Social y de Producción y Trabajo, entre otros organismos nacionales, regionales e internacionales, jurisdicciones provinciales y el sector académico y científico, y prevé la creación de 5.000 puestos de trabajo en los próximos años derivados de la inversión pública y privada, para recuperar el valor ambiental y productivo de los bosques nativos en todo el país.

De acuerdo a la presente resolución, la autoridad de aplicación del plan es la Dirección Nacional de Bosques de la Secretaría de Ambiente y se invita a las provincias a adherirse y a elaborar sus respectivas iniciativas de alcance local, para lo que contarán con el apoyo técnico de la Nación.

Asimismo, las instituciones y entidades públicas o privadas, asociaciones y organizaciones pueden adherirse al plan nacional mediante proyectos de restauración de bosques nativos ejecutados, en ejecución o a ejecutar, apoyo institucional o aportes financieros. En caso de cumplir con los objetivos del plan, se procederá a formalizar la adhesión mediante la suscripción de un convenio.

Cabe destacar que el presente plan ya está en funcionamiento: se encuentran más de 30 proyectos en ejecución con financiamiento del Programa Nacional de Bosques Nativos, en coordinación con las jurisdicciones locales, y ya están adheridas distintas empresas y organizaciones de la sociedad civil que impulsan experiencias en varias partes del país. En suma, desde que se iniciaron las acciones en 2017, ya se plantaron casi 4 millones de árboles y hay más de 35 mil hectáreas en proceso de restauración, una superficie equivalente a 1,5 veces la Ciudad de Buenos Aires.

Por su parte, la Secretaría de Ambiente organizó la reunión anual de la Iniciativa 20x20, con la presencia de 15 ministros y viceministros de América Latina y el Caribe, 12 fondos de inversión, y más de 100 especialistas en restauración de paisajes. En ese sentido, desde el Gobierno nacional se impulsan herramientas y un marco de políticas para atraer inversiones en forestación con bosques nativos que ayuden a impulsar las metas del Plan de Restauración.