Bergman cerró el foro para la transformación de los objetivos globales en negocios locales

Organizado por la Red Argentina del Pacto Global y la oficina del Pacto Global de las Naciones Unidas, se realizó durante dos jornadas en las cuales se analizó cómo las empresas podían crear soluciones para abordar los desafíos del desarrollo sostenible y promover prácticas comerciales responsables.


El ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, rabino Sergio Bergman, participó del cierre del evento “Making Global Goals Local Business Argentina”, junto al coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en Argentina, René Mauricio Valdes y a la directora ejecutiva del Pacto Global de las Naciones Unidas, Lise Kingo.

Durante el encuentro, Bergman describió la propuesta del encuentro como “un enorme desafío global, pero con responsabilidad local”. De esta forma, aseguró que estamos transitando: “Una época en la cual los desafíos globales dejan de ser aspiracionales para empezar a ser prescriptivos y vinculantes. De ahí la importancias de los 17 indicadores, a los que creo que todos suscribimos, que aportan a la ética frente a la cual ya no suscribimos ideales sino que rendimos resultados”. “Esto marca un cambio importante porque lo que no puede ser medido no puede ser evaluado, y lo que no puede ser evaluado no son políticas de Estado”, explicó Bergman.

El ministro de Ambiente además indicó: “Tenemos que hablar de sustentabilidad en términos de negocios”, a lo que agregó que “para esto hacen falta líderes, en todos los niveles”.
A su turno, Valdes sintetizó el espíritu del encuentro al señalar que en él “el sector empresarial global ha discutido la manera como las empresas y otros socios del Pacto Global pueden contribuir a acelerar el logro de la agenda del desarrollo sostenible”. Además, aseguró: “El sector empresarial, a nivel mundial, está tomando medidas cada vez más decisivas para alinearse plenamente con los principios del Pacto Global, tanto en lo que se refiere a derechos humanos como a estándares laborales, al cuidado de nuestro ambiente y al combate de la corrupción”. “Pienso que las empresas afiliadas al Pacto Global pueden jugar un papel primordial en visibilizar ante sus pares la importancia de este esfuerzo y de los beneficios que traen a las empresas, concluyó.

Finalmente, Kingo concluyó “quiero agradecer a todos por unirse a nuestro movimiento, a nuestro movimiento de transformación de negocios, que es tan esencial y urgente para lo que necesitamos hacer en el mundo”.

Las jornadas, organizadas por la Red Argentina del Pacto Global y la oficina del Pacto Global de las Naciones Unidas, reunieron a líderes locales y mundiales de empresas, sociedad civil, gobierno, redes locales para catalizar la acción colectiva y el impacto en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (OPDS). El encuentro, realizado todos los años en diferentes lugares, estuvo centrado en este caso en el modo por el cual, a través de la innovación, las empresas podían crear soluciones para abordar los desafíos del desarrollo sostenible, promover prácticas comerciales responsables y aprovechar las nuevas oportunidades representados en los ODS.

El Pacto Global de Naciones Unidas reúne a más de 9.000 participantes empresariales de todo el mundo y su misión es la generación de un movimiento global en favor del desarrollo sostenible con el liderazgo del sector empresarial.