Bergman acompañó el cierre del macrobasural de Cañuelas, el último en la Cuenca Matanza Riachuelo

Con el cierre de este basural municipal ya no quedan basurales de más de 15.000 m3 en la Cuenca.


El ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, acompañó a la presidenta de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), Dorina Bonetti, y al intendente de Cañuelas, Gustavo Arrieta, quienes dieron por concluidas las tareas de cierre y recomposición del predio que utilizó el municipio como vertedero de desechos los últimos 50 años y que recibía más de 45 toneladas de residuos por día.

“Lo importante de este cierre es que entendemos que no hay que volver a dañar este espacio”, señaló Bergman, al tiempo que destacó que estas acciones representan “un ejemplo de que se puede trabajar en equipo a pesar de las diferencias.”

En el mismo sentido, la titular de ACUMAR afirmó: “Es un logro que conseguimos trabajando en equipo con Cañuelas, CEAMSE, el Ministerio de Ambiente y el Juzgado de Morón. Agradezco la oportunidad de poder contribuir a resolver este problema que lleva más de 50 años en este municipio”. Y concluyó: “Es un día histórico para el municipio, para ACUMAR y para el ambiente”.

Por su parte, el intendente Arrieta sostuvo: “Este paso histórico es un gran desafío en épocas difíciles y estamos dispuestos a asumirlo porque es importante para el pueblo de Cañuelas”.

El acto contó con la presencia además de autoridades municipales y del Juez Federal de Morón, Jorge Rodríguez.

Ya no quedan macrobasurales en la Cuenca Matanza Riachuelo

A partir del acuerdo entre la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo y la Coordinadora Ecológica Área Metropolitana (CEAMSE), suscripto en noviembre pasado, comenzaron los trabajos para cerrar en forma definitiva los dos vertederos de la cuenca alta, en Marcos Paz y Cañuelas.

El mes pasado concluyeron los trabajos de cierre del vertedero de Marcos Paz, y hoy se realizó el acto de cierre definitivo del basural de Cañuelas, el último a cielo abierto de la cuenca alta.
El predio de 7 hectáreas recibía más de 1.200 toneladas de residuos por mes. El trabajo de cierre tomó 8 meses y se realizó con dos retroexcavadoras, una topadora, una retropala y dos camiones volcadores de 14 m3.