Aviones Super Etendard hunden un destructor de la Marina Real

El ataque a la flota inglesa realizado el 4 de mayo de 1982 pasó a la historia como un hito táctico por la combinación avión explorador-avión de ataque.


El 4 de mayo de 1982 fue la fecha que marcó un hito en la historia de la Armada Argentina y en su actuación durante el Conflicto del Atlántico Sur, por la audacia, el coraje y el profesionalismo de sus pilotos navales.

Ese día, dos aviones Super Etendard de la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque hundieron al destructor británico HMS “Sheffield”, con información brindada por un avión Neptune de la Escuadrilla Aeronaval de Exploración.

Esa madrugada, el Neptune al mando del Capitán de Corbeta Ernesto Proni Leston, detectó al “Sheffield” al sudeste de isla Soledad y lo siguió sigilosamente durante unas 3 horas.

A media mañana, los aviones Super Etendard, piloteados por el Capitán de Corbeta Augusto Bedacarratz y el Teniente de Fragata Armando Mayora, despegaron de la Base Aeronaval Río Grande, amunicionados con misiles Exocet.

“¡Lanzar, ahora!”, ordenó Bedacarratz. Mayora no escuchó la orden, pero vio el lanzamiento, pulsó su gatillo y el misil desprendido de una de las alas de su avión cayó y encendió motor propulsor. El “Sheffield” no detectó el ataque hasta que un oficial en el puente de comando divisó casi al ras del mar una estela. Cinco segundos después, el Exocet impactó justo en el centro del buque donde estaba la Central de Información de Combate, dos metros y medio sobre la línea de flotación. Del agujero que quedó, salió una columna de fuego y humo de 30 metros, incontrolable, que incendió el buque y obligó a abandonarlo. El “Sheffield” quedo muy averiado y luego de seis días se hundió.

Esa tarde, ya de vuelta en Río Grande, se tomó aquella icónica foto donde el Capitán Bedacarratz sostiene un stencil sobre el fuselaje del Super Etendard 3-A-202 para pintar la silueta negra del buque inglés, con una equis roja encima, indicando que fue hundido.

Además de constituir un hito táctico, porque nunca antes en la historia se había usado la combinación avión explorador-avión de ataque, la fecha fue instaurada para conmemorar en la actualidad el Día de la Aviación Naval.