Avanzan las obras de la Cuenca del Río Salado


Avanza la obra hídrica más importante de la provincia de Buenos Aires, a través de la que serán saneadas 1 millón de hectáreas productivas. Beneficiará a 1 millón de personas y reducirá los impactos negativos que tienen las inundaciones en la economía de la cuenca.

El secretario de Infraestructura y Política Hídrica del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Pablo Bereciartua, recorrió las obras sobre el Río Salado en la localidad de San Miguel del Monte, junto al secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere.

Desde el Gobierno Nacional se está avanzando en la última etapa del Plan Maestro del Río Salado, el cual se encontraba inconcluso y requerirá una inversión de 1000 millones de dólares entre Nación y provincia de Buenos Aires, monto que triplica la inversión realizada hasta el momento dentro del Plan.

La obra también beneficiará a los vecinos de la provincia de Córdoba, La Pampa y Santa Fe, provocando un escurrimiento más rápido del agua.

Esta es una obra fundamental para recuperar miles de hectáreas productivas y proteger a vecinos y productores de las inundaciones y los efectos del cambio climático”, indicó Bereciartua. Al mismo tiempo, señaló que “es una obra priorizada por el presidente Macri y que tiene los fondos garantizados para poder terminarla en los plazos previstos”.

Por su parte, Etchevehere señaló que “por primera vez un gobierno hace las obras hídricas necesarias para mitigar las inundaciones en el campo. Permitirá que más de 1 millón de personas no sufran más los efectos de las inundaciones”.