Asumió el nuevo director General de Educación del Ejército

En la plaza de armas del Colegio Militar de la Nación se llevó a cabo el relevo del director General de Educación, general de división Carlos Alberto Podio y lo reemplazó el general de brigada Agustín Humberto Cejas.


El acto fue presidido por el jefe del Ejército, teniente general Claudio Ernesto Pasqualini acompañado de autoridades civiles, militares e invitados especiales.

Tras la entonación de las estrofas del Himno Nacional, se procedió a la lectura de la trayectoria militar del director saliente, quien recibió la banderola que lo acompañó durante su gestión.

El antiguo director General de Educación, general de división Carlos Podio; el jefe del Ejército, teniente general Claudio Pasqualini y el director general entrante, general de brigada Agustín Cejas

Luego de la lectura de la resolución y de la trayectoria militar del general Cejas, el general Pasqualini tomó el Juramento de Fidelidad y Respeto a la Constitución Nacional al nuevo director general.

Con la entonación de la canción del Ejército Argentino, se dio por finalizada la ceremonia y de adoptó el dispositivo e inicio del desfile.

La importancia de la educación en el Ejército
El sistema educativo del Ejército es un referente de producción y transmisión del conocimiento militar específico, ya sea para la propia Fuerza como para el conjunto de la Defensa Nacional. Ofrece una educación integral basada en conocimientos científicos, tecnológicos, humanísticos y técnicos, en las áreas específicas militares y de la defensa.

Prioriza la formación de la persona como ciudadano y como profesional, en su calidad de funcionario público especializado en la Defensa Nacional.

El general Pasqualini tomó juramento de fidelidad y respeto a la Constitución Nacional al nuevo Director General de Educación del Ejército

Además busca promover la capacidad de pensamiento crítico que habilite la toma de decisiones en el marco de escenarios complejos y condiciones de extrema incertidumbre, y el desarrollo de aptitudes de observación, razonamiento, creatividad, curiosidad científica y juicio propio y crítico.

Un sistema educativo abierto a la comunidad
Varios de los subsistemas de educación que posee la Fuerza están abiertos a la comunidad, algunos con un sentido de reclutamiento, solo educativo o para la formación de reservas.

Por ejemplo, el Servicio de Educación a Distancia del Ejército (SEADEA) es una plataforma digital educativa del Ejército Argentino que comenzó a funcionar para cubrir la necesidad de perfeccionar a los integrantes de la Fuerza y a sus familias.

En la actualidad, la educación a distancia permite al Ejército la transmisión de conocimientos, sin barreras culturales ni exclusiones. Esta plataforma se basa en una red de aulas remotas que asegura la igualdad de oportunidades y facilita el acceso a todos los alumnos, en particular, a los de menos recursos.

Dentro de este sistema se encuentra el Servicio de Educación a Distancia al Exterior (SEADE), el que permite y facilita la continuación de los estudios tanto del del personal militar como de su familia, cuando estos revistan en el exterior y se hace extensivo a quienes por razones de alto rendimiento deportivo o razones artísticas, no pueden concluir a una escuela presencial, manteniéndose un convenio de cooperación y asistencia académica para deportistas y entrenadores becados, permitiendo el acceso de los mismos a la enseñanza obligatoria y contribuyendo al desarrollo integral de nuestros deportistas de nivel nacional e internacional.

Por otra parte, los liceos militares son institutos de educación secundaria de donde los cadetes egresan con el título secundario y con el grado de subteniente de la reserva del Ejército. Desde hace unos años, los liceos militares han agregado estudios a nivel primario y prescolar, sin ninguna formación militar.

El sistema educativo del Ejército busca promover la observación, el razonamiento, la creatividad, la curiosidad científica, el juicio propio y el pensamiento crítico

Los liceos militares del Ejército son seis y están distribuidos a lo largo del país: Liceo Militar General San Martín (Villa Ballester, conurbano bonaerense), Liceo Militar General Belgrano (ciudad de Santa Fe), Liceo Militar General Paz (ciudad de Córdoba), Liceo Militar General Aráoz de Lamadrid (San Miguel de Tucumán), Liceo Militar General Espejo (ciudad de Mendoza) y Liceo Militar General Roca (Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut).

También el Instituto Social Militar Dr Dámaso Centeno en CABA ofrece educación prescolar, primaria y secundaria, pero sin formación militar.

La incorporación de suboficiales se realiza a través de la Escuela de Suboficiales del Ejército Sargento Cabral. Allí se prepara a los futuros cabos de las Armas, Servicios y Especialidades, que serán los auxiliares directos de los oficiales. El objetivo del instituto es moldear la personalidad militar de los aspirantes para proporcionarles las herramientas que les permitan el posterior y permanente perfeccionamiento, y capacitarlos para el ejercicio del mando.

En el Colegio Militar de la Nación, que este año cumple 150 años, recae la responsabilidad de la educación de los jóvenes que después de 4 intensos años egresarán como subtenientes del cuerpo comando y profesional. Ellos serán los futuros conductores del Ejército.

En el nivel universitario el Ejército también ofrece diversas opciones para la educación. La Facultar de Ingeniería del Ejército desde 1993 incorpora alumnos civiles, que se integran con los cursantes militares. En sus aulas, se desarrollan las carreras de Ingeniería en siete especialidades: Química, Electrónica, Informática, Mecánica en Automotores, Mecánica en Armamentos, en Agrimensura con Orientación Geográfica y Civil (construcciones). También se ofrecen posgrados como: Especialización en Criptografía y Seguridad Teleinformática, Especialización en Transporte Operativo, Especialización en Sistemas de Control, Maestrías en Seguridad e Higiene Ocupacional. En el nivel terciario, se dictan tecnicaturas en Geomática y en Seguridad e Higiene en el Trabajo, con modalidad a distancia.

La formación del oficial en el Colegio Militar está inspirada en la necesidad de educar un ciudadano que entiende la profesión como un servicio a la Nación, consciente de sus deberes y derechos constitucionales, y un profesional militar con las responsabilidades de un funcionario público

Por último, la Escuela Superior de Guerra ofrece la licenciatura en Relaciones Internacionales con Orientación en Conflictos Internacionales, Misiones de Paz y Desarme; las maestrías en Estrategia y Geopolítica y en Historia de la Guerra; la especialización en Historia Militar Contemporánea y los profesorados de Equitación y Universitario para la Enseñanza Media y Superior de la Conducción Militar.

De esta forma el sistema de educación del Ejército se muestra como uno de los más federales y con sus puertas abiertas a la sociedad en su totalidad.