Ascensiones a cerros de San Juan

En el marco de las actividades de montaña estival de la VIIIva Brigada de Montaña, efectivos del Regimiento de Infantería de Montaña 22 hicieron cumbre en los cerros Agua Negra, de 5430 msnm, y Picudo, de 5650 msnm.


Las exigencias de las actividades requieren realizar, los dos primeros días, una buena aclimatación del personal, a una altura de 3800 a 4400 msnm. Ello implica, realizar campamentos y ocupar diferentes refugios. Permaneciendo ahí para que el cuerpo se adapte a las exigencias propias de la altura. En el tercer día, continuaron avanzando y realizaron cumbre en el cerro Agua Negra, de 5430 msnm. Luego de un día de recuperación, se efectua el ascenso y cumbre en el cerro Picudo, de 5650 msnm. En total se requirieron seis días para lograr la cima del último cerro.

En el ambiente de montaña, la dificultad está dada por la escasez y ausencia de recursos para la vida. Las tropas de montaña deben someterse y estar en aptitud de sobrellevar las severas y cambiantes condiciones meteorológicas. Los espacios aptos para el descanso son muy reducidos, el trabajo y la coordinación del equipo orgánico son fundamentales para cumplir las exigencias del adiestramiento de la fracción.

De esta manera, el personal se prepara para la expedición al cerro Mercedario (6770 msnm), próximamente prevista.