Argentina y la ONU juntas por los océanos

En el Día Mundial de los Océanos, la cartera de Ambiente nacional firmó un compromiso para fortalecer el trabajo conjunto para la conservación de los ecosistemas marinos.


En el marco del Día Mundial de los Océanos, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, adhirió a la campaña “Mares Limpios” propuesta por la Organización de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. La iniciativa busca involucrar a los gobiernos, al público en general, a la sociedad civil y al sector privado en la lucha contra la basura marina.

En este contexto, la cartera nacional de Ambiente refuerza su compromiso en ser parte de la solución al problema de la contaminación marina. A través de las diferentes áreas del Ministerio, se realizan acciones para un abordaje integral de la problemática. Por un lado, avanza en la creación de áreas marinas protegidas destinadas a conservar espacios marítimos representativos de hábitats y ecosistemas de alto valor por su biodiversidad, promueve un manejo costero integrado en coordinación con las provincias con litoral marítimo para el ordenamiento de las actividades e impulsa medidas para reducir los impactos de la pesca en las aves, tiburones, rayas, tortugas y fauna marina.

El Ministerio también apoya la gestión integral de los residuos sólidos urbanos y la erradicación de los basurales a cielo abierto, y en esa línea de trabajo, promueve una economía circular mediante la reconversión de procesos productivos. En el marco de la iniciativa Pampa Azul, profundiza la investigación científica en el mar, y lleva a cabo acciones de información y educación ambiental para una mayor concientización de la importancia de los ecosistemas marinos y su biodiversidad.

Asimismo, Argentina trabaja para concientizar a organismos gubernamentales, educativos y a la comunidad en general sobre el cuidado del ambiente, con especial énfasis en la gestión de los residuos en las zonas costeras. Más aún, el Ministerio lleva adelante estrategias para restringir y reducir el uso de plásticos, garantizar la gestión ambientalmente racional de los residuos que generan y el monitoreo y vigilancia de los cuerpos de agua. Así como también promueve la innovación y el desarrollo de alternativas y nuevas tecnologías que sustituyen, reducen y previenen su liberación al agua.

ONU Medio Ambiente lanzó la campaña #MaresLimpios en febrero de 2017 para conectar a individuos, grupos de la sociedad civil, ONG, académicos, sector privado, sociedad civil, la industria y los gobiernos, y de esta manera, transformar los hábitos, prácticas, normas y políticas en todo el mundo para reducir dramáticamente la basura marina y el daño que provoca.

La campaña está vinculada a la Alianza Mundial sobre la Basura Marina, un mecanismo intergubernamental que reúne a múltiples actores en la lucha contra la contaminación marina.