Argentina participó de un Evento sobre Trasplantes en la 71ª Asamblea Mundial de la Salud

Durante la 71ª Asamblea Mundial de la Salud, celebrada en Ginebra del 21 al 26 de mayo de 2018, se realizó un evento paralelo sobre trasplantes, el cual contó con el co-patrocinio de nuestro país.


El evento, titulado “Hacia el Acceso Universal al Trasplante de Órganos Sólidos” tuvo lugar en el Palacio de las Naciones de Ginebra el pasado 24 de mayo de 2018 y fue organizado por el Gobierno de España, a través de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) junto con la Misión Permanente de España en Ginebra.

La iniciativa contó con el copatrocinio de 15 países - Argelia, Argentina, Australia, Bulgaria, Catar, China, Colombia, Costa Rica, Croacia, Federación de Rusia, Italia, Portugal, República Dominicana, Uruguay y la Santa Sede – y 3 Organizaciones No Gubernamentales internacionales - la Sociedad Internacional de Nefrología (International Society of Nephrology - ISN), la Sociedad Internacional de Trasplantes (The Transplantation Society - TTS) y la Red Mundial para Sangre y Trasplante de Médula (Worldwide Network for Blood & Marrow Transplantation - WBMT) y fue co-financiado por la TTS y la ONT.

Según un documento emitido por la Organización Nacional de Trasplantes de España, el objetivo del evento fue dar a conocer “la disparidad existente entre los países del mundo y las regiones de la OMS en el acceso al trasplante, en gran medida debido a la variabilidad en el desarrollo de la donación de personas fallecidas”. En la Jornada se presentaron diferentes modelos de donación y trasplante existentes que podrían tomarse como referencia, aunque adaptándolos a la realidad social, cultural y sanitaria de cada país o región.

En el encuentro se señaló también que “la disparidad en el acceso al trasplante junto a la desigual distribución de la riqueza en el mundo, son la causa del surgimiento de prácticas éticamente inaceptables, que vulneran principios humanos fundamentales. La OMS, los gobiernos y los profesionales sanitarios han de cooperar para combatir de manera efectiva estas actividades delictivas, ejerciendo un papel fundamental sobre la prevención y la lucha contra estos delitos”.

La responsabilidad de cada país para trabajar hacia el logro de la autosuficiencia en trasplante fue también puesta de manifiesto, así como la responsabilidad de los gobiernos para introducir legislaciones, desarrollar la infraestructura necesaria y establecer autoridades sanitarias que regulen y supervisen las actividades de donación y trasplante.

Finalmente, se puso de manifiesto la necesidad de que el trasplante se incluya en la agenda política de los Estados Miembros y de la propia OMS. En este sentido, se anunció la constitución de un Grupo de Trabajo compuesto por expertos de reconocido prestigio internacional, para promover la implementación de los Principios Rectores de Trasplante de la OMS en países de los cinco continentes, la cooperación directa con los Estados Miembros y con otras agencias de Naciones Unidas con competencias en la materia (y el establecimiento de un sistema de registro que permita la identificación directa de trasplantes realizados fuera de los sistemas nacionales legales de trasplante. La Asamblea Mundial de la Salud es el órgano decisorio supremo de la Organización Mundial de la Salud. Se reúne cada año en Ginebra, Suiza, y a ella asisten delegaciones de todos los 194 Estados Miembros. Su función principal es determinar las políticas de la Organización, supervisar las políticas financieras, y revisar y adoptar el programa de presupuesto propuesto.