Presidencia de la Nación

APIA y la Red CEN-TEC promueven la vinculación entre empresas y centros tecnológicos

Miembros de la Red presentaron sus servicios tecnológicos ante firmas integrantes de la Asociación de Parques Industriales Argentinos (APIA).


La Dirección Nacional de Desarrollo Tecnológico e Innovación, a cargo de la coordinación de la Red CEN-TEC, y APIA organizaron un encuentro virtual con el objetivo de dar a conocer los servicios que brindan los centros tecnológicos y su potencial para atender las demandas tecnológicas que puedan surgir desde las empresas del sector industrial.

Durante el encuentro, tres centros tecnológicos que integran la Red presentaron casos de vinculaciones exitosas con empresas: el Centro Tecnológico de Manufactura e Industria Digital, de Rafaela; el CEN-TEC Tierra del Fuego y el Centro Tecnológico de Arteaga, de Córdoba. Además, se presentaron distintos instrumentos de financiamiento del Fondo Tecnológico Argentino (FONTAR) de la Agencia I+D+i.

“Las demandas de las empresas suelen tener que ver con los desarrollos tecnológicos y con las dificultades para vincularse. Hoy vamos a conocer las soluciones que pueden ofrecer los centros tecnológicos y las posibilidades que hay de acercarse a ellos, más allá de su ubicación y especialización”, explicó Rodolfo Games, presidente de APIA.

En el mismo sentido, la directora nacional de Desarrollo Tecnológico e Innovación, Paula Isaak, señaló que las necesidades más mencionadas por las más de cien empresas que se inscribieron al evento estaban vinculadas con el sector de software, la modernización tecnológica, la industria 4.0 y la impresión 3D. “Muchos de los servicios que prestan los centros que van a presentarse hoy tienen que ver con estas demandas que, por sus características, no necesitan de una cercanía geográfica para ser resueltas”, agregó Isaak.

El primer centro en presentar sus servicios y experiencias de vinculación con empresas fue el CEN-TEC Rafaela. Su coordinador, Lautaro Turco se focalizó en las soluciones de fabricación aditiva, mostrando diferentes piezas obtenidas mediante las impresoras 3D que posee el centro en su laboratorio de diseño y fabricación digital. “Todos nuestros equipos son de uso industrial y podemos imprimir desde resinas y filamento plástico hasta metal. Estudiamos cada caso en particular porque para cada demanda que se nos presenta tenemos algún tipo de solución”, explicó.

Por su parte, el CEN-TEC Tierra del Fuego, ubicado en Río Grande, cuenta con tres laboratorios y un centro de capacitaciones, explicaron Daniela Bergondi responsable del sistema de gestión integral del Centro y Juan Zarza, responsable del Laboratorio de Software. Su presentación hizo hincapié en este laboratorio, que cuenta con dos líneas de acción: la vinculación con grandes empresas del sector de software, por un lado, y alianzas estratégicas con empresas cercanas para el desarrollo de talento local, por el otro. “De esta manera, podemos brindar servicios de consultoría e implementación de soluciones de software como aplicaciones web, estudios de factibilidad y desarrollo de productos para proyectos públicos o privados de todo el país”, contó Zarza.

Finalmente, la presentación del Centro Tecnológico de Arteaga (CTDA) estuvo a cargo de su coordinador general, Walter Burgueño. El CTDA está orientado a ofrecer soluciones a los problemas tecnológicos de las industrias metalúrgicas y metalmecánicas a través de la innovación, la fabricación digital, el diseño, el asesoramiento y la capacitación. “Tratamos de armar una especie de sociedad con todas las empresas con las que nos vinculamos. Trabajamos juntos en cada desarrollo para atender cada demanda en particular”, explicó Burgueño.

Tras las exposiciones de los centros tecnológicos, el director del FONTAR, Alejandro Primbas, presentó las posibilidades de financiamiento mediante créditos y subsidios para el sector productivo que ofrece este fondo de la Agencia I+D+i. Uno de los instrumentos más destacados por Primbas fue el de Aportes Reembolsables para la prestación y consolidación de Servicios Tecnológicos (ARSET), cuyo objetivo es fortalecer y desarrollar capacidades para ofrecer servicios de carácter tecnológico al sector productivo, con el fin de hacer más eficientes los procesos de I+D del entramado industrial nacional. El funcionario aclaró que “son créditos intensivos principalmente en bienes de capital –equipamiento, materiales e insumos- de hasta 150 millones de pesos y están destinados tanto a empresas como a instituciones”.

“Las demandas tecnológicas son difíciles de construir y los productos o desarrollos tecnológicos que las resuelven muchas veces no están estandarizadas. Por eso es importante que conozcan las capacidades existentes en los centros tecnológicos y puedan buscar las soluciones en conjunto. Esperamos que este evento sirva como primer hito en la construcción de esta sinergia”, concluyó Isaak al cierre del encuentro.

Scroll hacia arriba