Aniversario de la Facultad de Ingeniería del Ejército

Durante 88 años, la ex Escuela Superior Técnica ha formado a más de 2.000 ingenieros de diversas ramas. Este 6 de noviembre, se formalizó su cambio de nombre por el de “Facultad de Ingeniería del Ejército”.


La ceremonia por el 88° aniversario del Instituto coincidió con la formalización de su cambio de denominación, el cual no implicó que perdiera su nombre histórico de “General de División Manuel Nicolás Savio”.

El acto, que fue presidido por el jefe del Ejército, general de división Claudio Ernesto Pasqualini, tuvo lugar en el patio interior de esa casa de altos estudios.

En la oportunidad, se entregaron reconocimientos a los mejores promedios de los ingenieros militares egresados; al personal civil, docente y militar del instituto que se retiró de la actividad; a las organizaciones del Ejército que colaboran con la Facultad y a los ingenieros militares que cumplieron 40 y 50 años de egresados.

Luego, el general Pasqualini, acompañado por el director general de Educación, general de brigada Carlos Alberto Podio, el director a cargo del decanato de la Facultad de Ingeniería del Ejército, coronel mayor Marcos Horacio Mansilla, y el decano de la Universidad de la Defensa Nacional (UNDEF), doctor Gonzalo Álvarez, desplegaron el cartel con el nuevo nombre.

Al hacer uso de la palabra, el coronel mayor Mansilla destacó los logros alcanzados por la facultad en los últimos años y fijó las metas para los venideros. Por su parte, el general Pasqualini calificó de “histórica” la ceremonia y consideró que la aprobación del cambio de denominación del instituto le “otorga el merecido lugar en el ámbito universitario y constituye un reconocimiento a una esforzada labor”.

También es de destacar que el 26 de octubre se realizó la colación de grado de los ingenieros que terminaron sus estudios en 2017. Esta ceremonia estuvo presidida por el rector de la Universidad de la Defensa Nacional, acompañado por el subjefe del Estado Mayor General del Ejército, general de división Héctor Horacio Prechi, el general de división Podio y el coronel mayor Mansilla.

El cambio de denominación

El 10 de mayo de este año, el Consejo Directivo de la UNDEF aprobó la creación de la Facultad de Ingeniería del Ejército sobre la base de la Escuela Superior Técnica y el 6 de noviembre, por resolución N.° 2018-1222 del jefe del Ejército, se impuso el nuevo nombre.

La facultad fue creada en 1930 como una propuesta pionera e innovadora para impulsar el incipiente desarrollo e industrialización del país.

En 1993, abrió sus puertas a la comunidad e inició su año lectivo con la incorporación de alumnos civiles, que se integraron con los cursantes militares. Desde su creación, han egresado más de 1500 ingenieros militares –incluyendo extranjeros– y 437 ingenieros civiles.

En sus aulas, se desarrollan las carreras de Ingeniería en siete especialidades: Química, Electrónica, Informática, Mecánica en Automotores, Mecánica en Armamentos, en Agrimensura con Orientación Geográfica y Civil (construcciones).

También se ofrecen posgrados como: Especialización en Criptografía y Seguridad Teleinformática, Especialización en Transporte Operativo, Especialización en Sistemas de Control, Maestrías en Seguridad e Higiene Ocupacional.

En el nivel terciario, se dictan tecnicaturas en Geomática y en Seguridad e Higiene en el Trabajo, con modalidad a distancia.

Por otro lado, el programa de extensión universitaria abarca intercambios con universidades nacionales e internacionales, actividades de vinculación tecnológica, pasantías con empresas privadas y organismos públicos, y la organización de congresos, seminarios y conferencias. También se realizan cursos de interés para la comunidad y actividades culturales.

El área de investigación promueve de manera incesante la ampliación de las fronteras del conocimiento, a través de proyectos que desarrollan sus docentes y alumnos, en los laboratorios de cada especialidad y en acuerdos con otras instituciones.

En la convivencia diaria y el intercambio con sus pares y sus docentes, el alumno recibe un conjunto de valores tendientes a formar profesionales responsables en su accionar. El objetivo es que sean capaces de interpretar y satisfacer las necesidades de la institución, desde una perspectiva integradora de los roles institucional y social, con énfasis en la formación de ingenieros para la Defensa.