Ambiente realizó un procedimiento de consolidación de residuos peligrosos en un establecimiento minero en San Juan

El operativo estuvo a cargo de la Brigada de Control Ambiental (BCA) de la cartera de Ambiente nacional. Se desarrolló para verificar el cumplimiento de la normativa vigente en la materia.


El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, que lidera Juan Cabandié, a través de la Brigada de Control Ambiental (BCA), llevó a cabo una fiscalización en el establecimiento que opera la firma Minera Andina del Sol S.R.L. en la provincia de San Juan, con motivo de la exportación de 100 toneladas de mercurio líquido, material caracterizado como residuo peligroso por la normativa vigente bajo la categoría Y29.

El acto de consolidación se efectivizó en la mina Veladero en dicha provincia, predio de generación de los mencionados desechos, y estuvo encabezado por el director de Inspecciones, Alejandro Mackielo, de la cartera de Ambiente nacional, conjuntamente con personal de la Dirección General de Aduana, de la Prefectura Naval Argentina y del Gobierno provincial, en este caso, a través del Ministerio de Minería y de la Secretaría de Ambiente. Vale resaltar que para la concreción del proceso intervino de manera previa la Dirección Nacional de Sustancias y Productos Químicos, que forma parte de la cartera que dirige Cabandié, área con competencia en la materia.

Los residuos de mercurio se alojaron en cinco contenedores de 20 toneladas cada uno para ser trasladados al puerto de Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires, donde está prevista su partida hacia Suiza, destino al que serán enviados.

Cabe destacar que la Secretaría de Control y Monitoreo Ambiental, cuyo titular es Sergio Federovisky, del organismo de Ambiente nacional, le otorgó a la empresa Minera Andina del Sol S.R.L. la renovación de su Certificado Ambiental Anual (CAA) como generador, operador y exportador de residuos peligrosos, mediante la resolución n.° 188/21. Dicho certificado alcanza la gestión integral de residuos peligrosos consistentes de mercurio metal líquido desde su generación, incluyendo la etapa intermedia de tratamiento de estabilización, hasta su disposición final.

Asimismo, la citada resolución autoriza a la firma a exportar 500 toneladas de mercurio líquido para su tratamiento en Suiza y posterior disposición final en Alemania. También estipula que la empresa debe mantener actualizado su libro de operaciones, asentando sus diferentes etapas, e informar a la cartera ambiental nacional modificaciones sobre el proceso de generación de los referidos residuos, su sistema de manipulación, almacenamiento, transporte, tratamiento o disposición final y cualquier incidente o accidente donde el mercurio generado se vea involucrado en un plazo de 48 horas; y, al momento de la renovación, la cantidad anual producida de ese residuo peligroso, junto con el stock total almacenado.

El procedimiento de consolidación de residuos peligrosos se enmarca en lo estipulado por la Ley n.° 24051, su decreto reglamentario n.° 831/93 y en el cumplimiento del Convenio de Basilea sobre el Control de los Movimientos Transfronterizos de Desechos Peligrosos y su Eliminación, aprobado por nuestro país mediante la Ley n.° 23922.