Presidencia de la Nación

Ambiente promueve el uso sostenible de la biodiversidad

A través del proyecto USUBI, la cartera de Ambiente nacional impulsa el desarrollo territorial con sostenibilidad ambiental, inclusión social, derechos humanos, como transición hacia la agroecología y la soberanía alimentaria.


El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, que lidera Juan Cabandié, organizó la reunión del Comité Ejecutivo del proyecto Uso Sostenible de la Biodiversidad (USUBI), a través del cual la cartera nacional de Ambiente, impulsa el desarrollo territorial con sostenibilidad ambiental, inclusión social, derechos humanos, transición hacia la agroecología y la soberanía alimentaria. En el encuentro, que se realizó el 2 de diciembre por videoconferencia, se analizaron los avances tanto como las acciones previstas para el 2021.

La reunión fue encabezada por el director nacional de Biodiversidad, Guillermo Priotto, quien mencionó: “Este año con el cambio de gestión, hemos dado una reorientación política del programa basado en el principio rector de las políticas públicas al que nos ha convocado el Presidente donde los de abajo deben ser los primeros en atender.”

En este sentido aclaró: “Nos hicimos eco del impacto de la pandemia, no solo con los aspectos sanitarios, sino también en términos económicos. La pérdida de empleo es uno de los mayores desafíos que deben ser atendidos en la recuperación pospandemia.” Y agregó: “Hemos ratificado que el problema de la pandemia tiene que ver con nuestra relación con el ambiente, por lo tanto, hace a la vinculación de las personas con los ecosistemas. El proyecto USUBI es un claro ejemplo que se pueden generar condiciones de trabajo dignas para conservar la biodiversidad y que es posible otro estilo de desarrollo”.

En la reunión estuvo presente también la coordinadora del Programa de Ambiente y Desarrollo Sostenible del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), María Eugenia Di Paola, quien a su turno explicó: “El proyecto USUBI es un claro ejemplo de cómo los esfuerzos territoriales pueden impactar en las políticas globales y que es posible concretar muchos aspectos pautados en los acuerdos internacionales y que son troncales para la conservación: el uso sostenible de la biodiversidad, los medios de vida de las comunidades, los desafíos de un proceso de reconstrucción frente a las crisis climáticas, a la desigualdad y al impacto del COVID-19”. “USUBI pone en valor el entramado comunitario, aporta y fortalece ese entramado y tiene una gestión con perspectiva intersectorial fundamental para llevar adelante estas acciones”, finalizó Di Paola.

Cabe mencionar que el proyecto “Incorporación del uso sostenible de la biodiversidad en las prácticas de producción de pequeños productores para proteger la biodiversidad en los bosques de alto valor de conservación en las ecorregiones Bosque Atlántico, Yungas y Chaco”, trabaja en la construcción de un modelo productivo de uso sostenible y comercio justo de los productos del bosque nativo, como estrategia de conservación ambiental y de mejora en la calidad de vida. Al preservar los bosques, se potencian también los bienes y servicios ambientales que se derivan del mismo como la seguridad alimentaria, el refugio de fauna silvestre, la polinización, la mitigación de los efectos del cambio climático, el mantenimiento de cobertura boscosa, las cuencas hídricas, el ciclo del agua y del oxígeno, entre otros.

La iniciativa cuenta con equipos técnicos en territorio que llevan adelante acciones sostenidas de articulación interinstitucional, capacitación y asistencia técnica, financiera, legal y comercial destinadas a mejorar las oportunidades y condiciones de vida de más de 3.000 pequeñas productoras y productores rurales agrupados en asociaciones, cooperativas y comunidades originarias. Esto ha posibilitado el desarrollo de experiencias en 198.000 hectáreas ubicadas en 14 sitios pilotos, en parajes y localidades de las provincias de Misiones, Salta y Jujuy.

A lo largo de la implementación del proyecto, fueron capacitadas 8.400 personas en talleres de aprovechamiento sostenible de los productos del bosque nativo, buenas prácticas de manufactura, estrategias de comercialización y asociativismo, con perspectiva de género y de promoción de la organización de la juventud rural. Además, se lograron habilitaciones, registros y normativa municipal, provincial y nacional que permite comercializar formalmente más de 30 productos de la biodiversidad. Estos son recolectados según protocolos generados de manera participativa, articulan conocimientos académicos y ancestrales; y son aprovechados de manera responsable por pequeñas productoras y productores, comunidades originarias para la elaboración de vinagres, dulces, salsas, jugos, mieles, harinas, tintas, desecados, medicina, cosmética, cestería y plantas ornamentales. Estos productos, con una marca e identidad visual propia, llegan a más de 350.000 personas a través de stands, ferias, tiendas e e-commerce.

Del encuentro también participó la coordinadora general del proyecto USUBI, Sandra Sharry; la directora de Asuntos Ambientales del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Reina Sotillo; el analista de Proyectos Ambiente y Desarrollo Sostenible, Matías Mottet; por la provincia de Jujuy, la directora de Bosques Estefanía Sánchez Cuartielles y la secretaria de Biodiversidad, Verónica Sato; el subsecretario de Ecología de Misiones, Alan Benitez Vortisch; el jefe de Programa de Biodiversidad de la provincia de Salta, Gustavo Dada; junto a coordinadores de las ecorregiones y técnicos del USUBI.

Scroll hacia arriba