Ambiente presentó la Estrategia Nacional Contra el Uso de Cebos Tóxicos en el NOA

Es parte de un trabajo colaborativo orientado a la protección del cóndor andino.


La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación organizó el tercer encuentro dedicado a profundizar el trabajo en la lucha contra el uso de cebos tóxicos y a generar una estrategia nacional para abordar esta problemática. En esta oportunidad, el taller se llevó a cabo el pasado 15 en la ciudad de San Salvador de Jujuy, con la participación de representantes provinciales y de la Fundación Bioandina.

La Estrategia Nacional Contra el Uso de Cebos Tóxicos es una iniciativa que se busca implementar, surgida como respuesta a la muerte de múltiples ejemplares de cóndor andino producto del envenenamiento en diferentes lugares del país. Se procurará que el producto final de esta estrategia sea una guía de buenas prácticas para el cuidado de la fauna nativa.
En el encuentro también se entregaron equipos de intervención de urgencia ante casos de envenenamiento. Se trata de kits de actuación que Ambiente Nación facilita a las autoridades ambientales de las 14 provincias en las que habita el cóndor andino para trabajar bajo protocolos de bioseguridad, facilitando la toma de muestras para estudios científicos y acciones legales y permitiendo sanear zonas donde se hayan registrado envenenamientos.

Durante la jornada se llevó a cabo un taller dedicado a la educación ambiental y la participación ciudadana, que contó con representantes de instituciones involucradas en la temática. El espacio permitió abordar en forma colectiva la mencionada estrategia contra cebos tóxicos. Vale indicar que las campañas educativas, las encuestas a pobladores rurales, los talleres de capacitación, los kits de urgencia y los estudios de toxicología constituyen los cinco pilares que posibilitan la construcción participativa de esta estrategia en Argentina. También se montó una muestra científica, cultural y educativa sobre el Programa Conservación del Cóndor Andino, como parte de una campaña de concientización orientada a desestimar el uso de cebos tóxicos.

Participó de las actividades la directora de Educación Ambiental y Participación Ciudadana de la Secretaría de Ambiente nacional, Catalina Caillet-Bois, junto con autoridades locales.