Ambiente inspeccionó Mundo Marino y participó de la traslocación y posterior liberación de un elefante marino

En el partido de La Costa, el cuerpo de agentes de la Nación llevó adelante una jornada de relevamiento y fue parte de la reinserción del animal al entorno costero.


El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, a través de agentes de la Dirección de Inspecciones, se dirigió a San Clemente del Tuyú donde inspeccionó Mundo Marino para constatar el cumplimiento del protocolo establecido por Covid-19 y relevar el plantel faunístico. Por otro lado, el organismo nacional acompañó la liberación de un elefante marino en la ciudad balnearia.

El parque de atracciones ubicado en el partido de La Costa permanece cerrado al público, en tanto continúa con sus actividades de manera reducida con el fin de atender, cuidar y alimentar a los animales. Allí el cuerpo de inspectores evaluó y comprobó el correcto cumplimiento del protocolo establecido por Covid-19, como el perfecto estado del plantel faunístico.

Además, el equipo de la cartera que conduce Juan Cabandié participó de la reintroducción al hábitat de un elefante marino que fue rescatado en cercanías del canal 18 con la intervención de la municipalidad Lezama, del Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible (OPDS) y de la Fundación Mundo Marino.

Protocolo para establecimientos con manejo de fauna

El documento, ante la emergencia en materia sanitaria propuesto por el Ministerio de Ambiente, promueve que aquellos trabajadores de establecimientos donde se manejan animales deben tomar las medidas preventivas relacionadas con la interacción con la fauna, como así también en la comunidad, con el fin de minimizar y controlar su transmisión local.

Además, en el caso de realizar algún rescate se recomienda hacer la atención veterinaria en el terreno para evitar movimientos de fauna, con el uso del equipo de protección personal, el cual deberá ser desinfectado antes y después de la maniobra, y los animales tendrán que permanecer en aislamiento durante al menos un mes.

Asimismo se alienta a minimizar las actividades de mantenimiento empleando solo al personal indispensable y capacitado en el manejo y cuidado de la fauna, dotados con los insumos de higiene y equipamiento necesario.

El protocolo también reitera que ningún trabajador debe concurrir al establecimiento si se encuentra con fiebre o síntomas respiratorios, por lo que se tomará la temperatura de los empleados antes del ingreso al establecimiento. Además, todo el personal debe tener el carnet de vacunación al día. Por último, se recuerda que antes y después del ingreso al predio o a la zona de contacto con los animales y después de retirarse el equipo de protección personal, debe realizarse el lavado de manos con agua y jabón durante al menos 40 segundos.