Ambiente incautó carne de carpincho y evitó su comercialización


A partir de una denuncia realizada por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación se llevaron adelante dos operativos en Campana, provincia de Buenos Aires, que dieron como resultado el decomiso de carne de carpincho y el secuestro de armas y municiones que no contaban con la documentación que acreditara su tenencia. El procedimiento se llevó adelante junto con la Policía Ecológica, delegación San Martín y la Dirección Departamental de Investigaciones de Zárate Campana de la Policía Bonaerense.

Los 12 carpinchos se encontraban en freezers dispuestos para ser comercializados junto con subproductos de la fauna silvestre, entre ellos cuchillos con mango de asta de ciervo y otro con uña de ñandú que habrían sido capturados en el Delta del Paraná. Asimismo se encontraron fusiles y escopetas que fueron incautados por la Policía ya que no contaban con su documentación correspondiente. El operativo buscaba hallar elementos relacionados con la caza furtiva y armas por estar penado por la Ley N.º 22421 de Conservación de la Fauna que sanciona almacenar, transportar, comprar, vender e industrializar productos provenientes de la caza.

La investigación por presunta violación de la citada ley nacional fue presentada por la Subsecretaría de Fiscalización y Recomposición, a cargo de Juan Trebino, quien explicó: “La falta de documentación de estos materiales de caza indicaría que son productos de la caza furtiva, lo que certificará la investigación que sigue su curso”. “Trabajamos codo a codo con las fuerzas policiales para poder asegurar la conservación de nuestros recursos naturales y evitar la pérdida de nuestro capital ambiental”, aseguró Trebino.

La investigación fue impulsada por la Policía Ecológica de San Martín y el procedimiento fue llevado a cabo por la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 2 de Campana, departamento judicial de Zárate-Campana, a cargo de Matías Ferreiros y Alejandro Irigoyen.