Ambiente impulsa la construcción de una planta de transferencia de residuos en Moreno

El complejo, que será emplazado en dicha localidad bonaerense, beneficiará a más de 215 mil habitantes y optimizará la gestión de residuos local, al tiempo que reducirá costos de traslado.


El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, a cargo de Juan Cabandié, realizó esta tarde el acto de apertura de ofertas de la licitación pública nacional n.° 5/20 para el diseño y la construcción de una planta de transferencia de residuos en el municipio de Moreno, provincia de Buenos Aires. En ese contexto, se recibieron cuatro ofertas de firmas interesadas en desarrollar la obra, que beneficiará a más de 215 mil habitantes.

El proyecto comprende el emplazamiento de una planta de transferencia de residuos sólidos urbanos que mejore los sistemas de recolección y reduzca los costos de traslado hacia el centro de disposición final, que opera la Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE). Tendrá una capacidad para procesar cerca de 400 toneladas de desechos por día. También se prevé la provisión del equipamiento mínimo necesario para su operación y el desarrollo de las acciones de capacitación para el personal que allí sea asignado.

El complejo estará compuesto por un sector de acceso y de pesaje, una playa de descarga de residuos, una estación de transferencia, una planta de tratamiento de lixiviados y aquellas instalaciones auxiliares necesarias para su funcionamiento —como oficinas administrativas, vestuarios, sanitarios, talleres y un salón de usos múltiples con cocina y comedor—.

La obra será emplazada en un terreno de una hectárea ubicado entre las calles Don Bosco y Atahualpa de la localidad bonaerense de La Reja, Moreno. Cabe recordar que a fines de octubre, personal del Ministerio de Ambiente nacional visitó el predio junto con representantes de las empresas interesadas en realizar una oferta, con el objetivo de generar un mayor entendimiento sobre el alcance de las tareas a concretar.

La iniciativa es llevada adelante por medio del Programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU), que implementa la Secretaría de Control y Monitoreo Ambiental, a cargo de Sergio Federovisky, de la cartera ambiental nacional. Obtiene su financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), cuyo presupuesto es de más de 215 millones de pesos. La acción forma parte también de lo dispuesto en el marco del Plan Federal de Erradicación de Basurales a Cielo Abierto, que el Ministerio a cargo de Juan Cabandié ejecuta para fortalecer las capacidades de los gobiernos provinciales y municipales en materia de gestión integral de residuos sólidos urbanos.