Amado Pérez y su valioso aporte al deporte y la salud

El ayudante de campo del seleccionado argentino de básquet sobre silla de ruedas trabaja en la Secretaría de Salud de San Nicolás.


El deporte y la salud van de la mano, y Amado Pérez es un caso concreto en esta cuarentena. Por unos días dejó su rol de ayudante técnico del seleccionado argentino de básquetbol sobre sillas de ruedas y se convirtió en una de esas personas que cada noche recibe el aplauso de millones de argentinos.

Amado Pérez, está claro, sabe jugar en equipo. Lo que aprendió en una cancha de su época de jugador, defendió los colores argentinos desde 1999 a 20006, hoy lo transmite en la Secretaría de Salud de San Nicolás. "Es el momento de trabajar codo a codo con mis compañeros para que San Nicolás pueda salir adelante de esta pandemia", dice Pérez.

"Entre las diversas funciones que tengo como técnico superior en estadísticas de salud me encargo de hacer el soporte de la logística del personal y de las necesidades de los médicos y enfermeros de la ciudad, como así también de realizar los pedidos de insumos y compras a los diferentes ministerios", explica.

Entre sus tareas también está la de seguir de cerca a aquellos ciudadanos que llegaron del exterior y están en cuarentena y de mantener un contacto permanente con los centros de salud para darles lo que precisen.

Amado Pérez, que sufrió una lesión medular desde 1997 y trabaja en la Secretaría de Salud desde hace 21 años, asegura que en San Nicolás la gente tomó conciencia de la situación. Ahora, entonces, hay que empezar a diagramar los turnos para la vacuna antigripal con un operativo especial para que hay pocos traslados ya que en la ciudad hay más de 100 barrios. "¿Si la gente valora nuestro esfuerzo? Eso no es lo importante. Lo importante es que vamos a salir adelante todos juntos. En equipo, como en el básquet".