Adiestramiento operacional de la XIra Brigada Mecanizada

El Comando de la XIra Brigada Mecanizada, y sus elementos dependientes, realizó ejercicios finales en el campo de instrucción General Adalid, en proximidad de la localidad de Comandante Luis Piedrabuena.


Las actividades comenzaron con el alistamiento del personal y medios de la unidades dependientes en las guarniciones de Ejército Río Gallegos, Comandante Piedrabuena y Puerto Santa Cruz, seguido del desplazamiento desde sus asientos de paz, hasta el campo de instrucción militar.

Allí se reunieron, más de 1.200 efectivos, 200 vehículos a rueda y oruga, equipos de Ingenieros, Comunicaciones y los sistemas de armas de dotación, para ser empleados en los ejercicios a realizar en la estepa patagónica.

Entre las principales actividades de adiestramiento operacional desarrolladas se destacó el planeamiento y ejecución de operaciones ofensivas con elementos mecanizados y blindados, asimismo se ejecutó tiro de combate, se realizó el franqueo con medios discontinuos de ingenieros, a través del río Santa Cruz, llevando a segunda orilla personal y vehículos de combate, también se realizaron obras de fortificación y tareas de vigilancia del campo de combate.

Esta actividad de adiestramiento operacional en el terreno, permitió al comandante de la gran unidad, general de brigada Martín Lluch, certificar los elementos dependientes, desplegados.

Operación Mara del Sur

Se organizó, como elemento de trabajo, la Fuerza de Tarea “Águila Mora”, sobre la base del Regimiento de Infantería Mecanizado 24 y del Regimiento de Caballería de Tanques 11, apoyados por el Grupo de Artillería Blindado 11, el Batallón de Ingenieros Mecanizado 11 y la Compañía de Comunicaciones Mecanizada 11. Durante el desarrollo de la operación, se ejecutó un ejercicio con tiro de combate, denominado “Mara del Sur”, basado en una acción ofensiva, oportunidad en la que se ejecutó tiro de combate con todos los sistemas de armas.

Durante la ejecución, se comprobó la eficacia de los fuegos de las armas pesadas, entre ellas los sistemas Palmaria 155 mm (Vehículos de Combate de Artillería); los cañones Citer SOFMA 155 mm; el tiro, con el cañon principal, de los tanques SK-105; también se ejecutó tiro con las armas de apoyo de fuego (morteros calibre 81 y 120 mm).

Dichas actividades operacionales fueron apoyadas por la Base de Apoyo Logístico Río Gallegos, la que ejecutó un ejercicio de transporte, instalación y operación de los trenes de brigada, destacándose la instalación de un Puesto Principal de Socorro, pudiéndose comprobar la eficiencia del apoyo de sanidad a las operaciones tácticas.

También desplegaron sus medios los elementos de las tropas técnicas en apoyo de la brigada, optimizando el trabajo coordinado e incrementar la eficiencia de empleo de los mismos dentro del plan general de la operación. En este caso particular, la Compañía de Inteligencia Mecanizada 11 desplegó un Centro Integrador de Inteligencia en apoyo al Puesto Comando principal y sus elementos de ejecución realizaron actividades de obtención de información y exploración del campo de combate. Por su parte el apoyo aéreo estuvo a cargo de la Sección de Aviación de Ejército 11.

Las actividades de adiestramiento operacional finalizaron con una misa de campaña, celebrada por el capellán auxiliar de la Guarnición de Ejército Piedrabuena, padre Favio Gustavo Cayo, en acción de gracias por el éxito de la campaña y en conmemoración del día de la Santa Patrona y Generala del Ejército Argentino, “Nuestra Señora de la Merced”.

Apoyo de comunicaciones e informática

Por su parte, la compañía de Comunicaciones Mecanizada 11 realizó un ejercicio de subsidiad mediante la instalación, operación y mantenimiento de las facilidades de comunicaciones e informática, para establecer el Sistema de Comunicaciones e Informática Particular en apoyo a las operaciones de la Gran Unidad de Combate mediante la instalación y operación de las redes internas, vinculando a los elementos dependientes y, las redes externas con el escalón superior. También se operaron los enlaces de comunicaciones del Puesto de Comando Táctico en apoyo al comandante.


Finalizando las actividades operacionales en el terreno y para festejar el Día del Arma de Comunicaciones e Informática, se realizó una videoconferencia con el jefe del Ejército, y posteriormente se efectuó una formación.

Certificación de nuevas tripulaciones

Previo al despliegue en el terreno, los Vehículos de Combate de Artillería (VCA) Palmaria 155 mm del Grupo de Artillería Blindado 11, fueron inspeccionados por técnicos de la empresa ST, responsable del mantenimiento y actualización del material de tiro, pudiéndose certificar ocho nuevas tripulaciones blindadas por el personal designado por la Dirección de Arsenales.