Acto de colación: tercera camada de Residentes

Con un auditorio colmado, el jueves 31 de mayo, se celebró el acto de colación de los egresados de la Residencia Interdisciplinaria de Salud Mental (RISaM) periodo 2015- 2018 del Hospital Nacional de Salud Mental y Adicciones “Lic. Laura Bonaparte”. El grupo de profesionales conforma la tercera cohorte que finaliza el postgrado de 3 años de duración que ofrece la institución. En esta oportunidad, se destaca el egreso de la primera camada de las disciplinas de Terapia Ocupacional y Enfermería.


Con un auditorio colmado, el jueves 31 de mayo, se celebró el acto de colación de los egresados de la Residencia Interdisciplinaria de Salud Mental (RISaM) periodo 2015- 2018 del Hospital Nacional de Salud Mental y Adicciones “Lic. Laura Bonaparte”. El grupo de profesionales conforma la tercera cohorte que finaliza el postgrado de 3 años de duración que ofrece la institución. En esta oportunidad, se destaca el egreso de la primera camada de las disciplinas de Terapia Ocupacional y Enfermería.

Antes de la entrega de diplomas, la Lic. Mariana Camilo de Oliveira, coordinadora del área de Formación del Hospital e instructora de la Residencia, destacó: “este acto solemne marca un momento de celebración, de importancia mayor, en distintas escalas. Es un día festivo para la salud pública argentina”. Y agrego “los profesionales que en este acto egresan de la Residencia concluyen un trayecto formativo en un hospital público, de gestión estatal. ¿Qué significa eso? La Residencia es resultante de una política pública y es una pujante estrategia para llevar adelante una política pública. El artículo 33 de la Ley Nacional de Salud Mental 26.657 concerniente a la formación trasluce la importancia de instancias como ésta para que el pensamiento sobre las prácticas pueda advenir”.

Luego, la Lic. Rosana Cuomo, coordinadora de la RISaM del Hospital Bonaparte, compartió emotivamente con los presentes: “si bien la Residencia es un espacio de formación particular que viene a complementar las carreras de grado en la práctica y contribuye a aprender a trabajar, sabemos que la idea no es copiar una actividad sino reflexionar y conocer qué se hace cada vez que se interviene; aprender realmente de la práctica para que puedan ser profesionales responsables y éticos”.

La Lic. Cuomo agradeció a todos los profesionales, instructores, coordinadores y trabajadores que recibieron y acompañaron a los residentes en el transcurso de estos tres años de formación. Para finalizar se dirigió directamente a los egresados: “a ustedes, felicitarlos. Llegaron a cumplir un objetivo que es para el que vinieron. Por añadidura se llevan herramientas, contactos, amigos y aprendizajes. También agradecerles por todo lo que nos enseñaron, contribuyendo a fortalecer la Residencia”.

Finalmente, por parte de los residentes, la Dra. Noelia Valda Miranda compartió un emotivo discurso basado en agradecimientos y reflexiones del recorrido transitado en estos años de trabajo y formación en el Hospital: “la experiencia de la formación interdisciplinaria es, en definitiva, única. No existen palabras para describir lo que uno siente en estos tres años. Asumir las funciones específicas de nuestro rol profesional, pero a la vez estar dispuesto a la movilidad que requiere comprender las otras dimensiones, producen crecimiento personal y profesional, lo cual es clave frente a los desafíos actuales. Es justamente con el trabajo interdisciplinario como los límites comienzan a desaparecer y lo ilimitado se vuelve una posibilidad”.

El interventor general del Hospital Mg. Ignacio O’Donnell y el director asistente Dr. Fernando Calvo estuvieron presentes acompañando el acto de entrega de diplomas.

Al finalizar el evento, los residentes egresados se sumaron a una fotografía grupal dejando plasmado no sólo el recuerdo de su paso por la institución, sino también la intención de seguir siendo parte de un proyecto general de trabajo en pos de la salud pública.