31 de Julio - Día del Arma de Ingenieros

El Arma de Ingenieros, está organizada, adiestrada y equipada para ejecutar funciones, actividades y tareas específicas de apoyo de combate. Sus integrantes se adiestran para operar en primera línea, junto a las armas básicas de combate, y en la retaguardia, construyendo caminos, puentes y otras obras de importancia, que permiten que lleguen los medios necesarios para cumplir la misión.


Los Ingenieros aplican medios, procedimientos y conocimientos técnicos para la solución de problemas tácticos. Contribuyen a la preservación de la libertad de maniobra de las propias fuerzas contrarrestando las dificultades que pueda presentar la naturaleza, tales como terrenos intransitables o accidentes geográficos. Además, deben limitar la posibilidad de maniobra del enemigo.

A su vez, el Arma posee una vital importancia por las características propias de nuestro ambiente geográfico; amplios espacios, escasez de vías de comunicaciones y recursos, con grandes obstáculos naturales (cursos de agua, cordones montañosos, desiertos, etc.). En este sentido, nuestros zapadores contribuyen a disminuir los efectos que estas características y limitaciones imponen.

También, están en condiciones de brindar protección contra los efectos de las armas del enemigo, regulares o químicas - biológicas - nucleares (QBN), y mejorar las condiciones de la vida en en el terreno.

San Martín y los "zapadores"

En 1813, el General San Martín propuso la creación de una Compañía de Zapadores; esta fue la primera manifestación orgánica del arma de ingenieros. Desde entonces, tropas de Ingenieros actuaron en todos los frentes durante las guerras de Independencia.

A lo largo de los 211 años de vida de nuestro Ejército, los nombres de quienes integraron las unidades de zapadores, barreteros y pontoneros quedaron grabados en el bronce por su entrega abnegada al servicio de la Patria.

A principios del siglo XX, la modernización del Ejército evidenció la necesidad de que los oficiales recibiesen una formación particular como un Arma. En 1909, egresó la primera promoción de oficiales de Ingenieros del Colegio Militar de la Nación.

La preparación territorial, el apoyo a la comunidad para mejorar la calidad de vida de los habitantes y la contribución al desarrollo del potencial nacional, especialmente en las industrias del acero, del petróleo y del transporte ferroviario, constituyen jalones en la historia del Arma.

El arma de ingenieros hoy

El Arma de Ingenieros mantiene vivo ese espíritu de trabajo; sus competencias la convierten en un elemento apto para multiplicar las capacidades de las fuerzas terrestres. Esas mismas particularidades hacen que sea una herramienta esencial para proporcionar apoyo a la comunidad, a fin de paliar los efectos de catástrofes y situaciones de emergencia.

También, al contar con el liderazgo técnico producto de las capacidades únicas del Ejército, el Arma de Ingenieros apoya a otras fuerzas armadas y organismos del Estado realizando tareas para mejorar el abastecimiento de distintas bases antárticas, entre otras.

En el día del Arma de Ingenieros y de su patrono, San Ignacio de Loyola, saludamos a hombres y mujeres zapadores, y homenajeamos a los caídos en cumplimiento del deber. Que el ejemplo de entrega de quienes los precedieron sirva de guía a las generaciones presentes y futuras.