21 de septiembre: Día Mundial del Donante de Médula Ósea

Este sábado 21 de septiembre se celebra el Día Mundial del Donante de Médula Ósea y Sangre de Cordón Umbilical, una iniciativa de la World Marrow Donors Association (WMDA) que tiene por objetivo de promover la importancia de la donación de médula ósea.


La donación de médula se rige por la solidaridad internacional. La búsqueda mundial garantiza a todos los pacientes las mismas posibilidades de encontrar un donante de médula o una unidad de cordón umbilical, vivan donde vivan.

El Día Mundial del Donante de Médula Ósea y Sangre de Cordón Umbilical es una iniciativa de la Asociación Mundial de Registros Donantes de Médula Ósea (WMDA). Su objetivo es recordar a los ciudadanos de todo el mundo la importancia de la donación de células progenitoras hematopoyéticas y la necesidad de informarse adecuadamente antes de tomar una decisión que puede salvar vidas.

En el marco del Día Mundial del Donante de Médula Ósea se celebró el pasado 14 en Mendoza la III Jornada Nacional de Promotores de la Donación de Sangre y Médula Ósea, con el objetivo de capacitar, concientizar, compartir experiencias y fortalecer la labor voluntaria de los promotores comunitarios.

Desde el año 2003 Argentina cuenta con Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH), el cual funciona en el INCUCAI y ha permitido incrementar cada año la lista de argentinos que se suman a la Red Mundial de donantes voluntarios.

El Registro Nacional forma parte de la Red Internacional WMDA que agrupa registros de más de 63 países y que actualmente cuenta con más de 36 millones de personas anotadas.

Cómo donar

Para ser donante se requiere gozar de buen estado de salud, tener entre 18 y 55 años y pesar más de 50 kilos. Quienes quieran donar pueden dirigirse a los centros de donantes., que funcionan en los Servicios de Hemoterapia de 150 centros de donación de todo el país, y en el momento de donar sangre dar el consentimiento del donante para ingresar en el Registro.

¿Por qué donar?

Cada año, a cientos de personas se le diagnostican enfermedades hematológicas como leucemia, anemia aplásica, linfoma, mieloma, errores metabólicos o déficits inmunológicos que pueden ser tratadas con un trasplante de CPH. Sin embargo, sólo entre el 25 y 30 por ciento de estos pacientes tiene la posibilidad de encontrar un donante compatible en su grupo familiar. El resto debe recurrir a un donante no emparentado a través de los registros de donantes voluntarios, como el Registro Nacional de CPH.