Escudo de Apóstoles


El diseño de nuestro escudo fue el resultado de un concurso organizado por la Comisión Municipal de Cultura y Turismo en 1984, para el que se presentaron ciento dos trabajos. El Jurado, luego de sus deliberaciones, resolvió proclamar como ganadora la propuesta de Omar Cecilio Barzola.

La Ordenanza N° 89/84 lo instituyó como escudo municipal.




Descripción y simbología

En la parte superior, un bouquet con la flor de la yerba mate irradia esplendor por sobre encima de los rayos flamígeros.

El conjunto está formado por cuatro cuadrantes divididos por una cruz mayor.

El primero es una nube sin sombras, totalmente blanca

El segundo, de un celeste cielo y límpido, contiene la cruz en lo alto.

En el tercer cuadrante se encuentra el territorio de Apóstoles - remitiendo a la forma de un mate-, con dos fechas de profunda raigambre histórica: 1633, año de la fundación con el nombre de Natividad, y 1897, el de la llegada de los pobladores pioneros. Exhibe también una rosa de los vientos que marca el norte geográfico y sugiere el destino de todos sus habitantes.

En el último cuadrante, se puede apreciar la Iglesia de Apóstoles, transparente y estilizada, proyectándose hacia el cuadrante superior.

Desde su base, la bandera nacional todo lo abarca y es la savia que nutre las raíces de la yerba mate, cuyas ramas, sostenidas por fuertes duras "tienden al sostén jesuítico" y en aquella se vigorizan.

Dos distintivos de vida perenne completan la iconicidad: el fruto o semilla de la creación (naciendo hacia el costado de la Iglesia) y la flor de la planta, recostándose hacia el territorio de Apóstoles.

El conjunto reafirma la denominación de la localidad como "la ciudad de las flores".