Ejes del Plan de Renovación Urbana


Cascos urbanos

Los centros urbanos tienen una importancia fundamental para el desarrollo de las actividades sociales, económicas y culturales dentro de las ciudades.

En el país se registra un crecimiento sostenido en el nivel de urbanización, donde las actividades se complejizan y multiplican con la aparición de nuevas tecnologías y formas de habitar. Las intervenciones públicas orientadas a lograr un equilibrio entre los usos de suelo, el impulso del transporte público y de la infraestructura básica son acciones de alto impacto para el desarrollo de la economía urbana.

Por eso, nuestro objetivo es renovar y desarrollar la infraestructura de estos lugares aplicando los conceptos de movilidad sustentable, prioridad peatón, carriles diferenciales, estacionamiento restringido, ciclovías y bicisendas, así como el incremento de mobiliario y equipamiento urbano de diseño, iluminación LED, aplicación de medidas para promover la disminución de la contaminación visual, mejoramiento de los servicios y de la conectividad.

Las obras en los cascos urbanos (CU) buscan transformar a los centros en verdaderos potenciadores de oportunidades, con una visión integral de acceso equitativo para todos los habitantes.

Uno de los objetivos principales de este eje es aprovechar las características de la arquitectura de las ciudades para asegurar una planificación del crecimiento sostenido.

Paisajes hídricos

Muchas de las ciudades y pueblos de nuestro país se construyeron a partir del trazado del curso del agua. Por eso, nuestro objetivo es desarrollar los paisajes hídricos y asegurar la sostenibilidad hídrica y ecológica, a partir del aprovechamiento del ciclo del agua y la realización de obras en el espacio público: grandes parques, bosques urbanos, parques lineales, parques hídricos, parques lineales costeros, plazas y plazoletas drenantes, corredores ambientales, áreas verdes en edificios públicos, y cubiertas verdes.

Para realizar estas obras se consideran aspectos significativos como el cambio climático, el crecimiento de la población y de la mancha urbana, la ética en la propiedad del suelo, el sobreuso y descontrol de las aguas urbanas así como el endurecimiento del paisaje urbano.

Los paisajes hídricos cumplen funciones ambientales y concientizan a la población sobre el ciclo del agua. Su aprovechamiento transforma el territorio de la cuenca y lo enriquece en todos sus aspectos: biológico, ecológico, físico, productivo, tecnológico, económico, institucional, cultural y político.

Áreas vacantes

El aprovechamiento del suelo urbano a través de la recuperación de áreas deterioradas mejora las condiciones de vida en la ciudad y actúa como foco de desarrollo de nuevas centralidades.

Nuestro objetivo es detectar áreas con potencialidades para el desarrollo, con el fin de evitar la extensión ilimitada de la mancha urbana. A partir de un plan urbano integral junto con la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) y de manera coordinada con los gobiernos provinciales y municipales se trabaja para el mejor aprovechamiento del suelo ya calificado como urbano.

Tenemos en cuenta las condiciones sociales y económicas, y las necesidades existentes en las regiones al momento de desarrollar los proyectos y de realizar las obras.