Ecología integral y desarrollo sustentable

 

En el marco global, es posible posicionar a la Argentina como un líder regional en materia climática y ambiental y apalancar recursos de financiamiento verde. Para ello, es preciso impulsar una transición energética justa que garantice el abastecimiento asequible de energía de manera limpia, confiable y sostenible, acompañando el crecimiento económico y poblacional e incorporando el uso responsable de la energía a través de la promoción de la eficiencia energética como eje rector.

Se requieren acciones que permitan avanzar en un programa de restauración de la biodiversidad y reducir la contaminación.

A lo largo de nuestro país existen grandes disparidades espaciales en el acceso a infraestructuras para la conectividad lo que repercute en un bajo rendimiento económico de las zonas débilmente integradas. Los desafíos en torno a la conectividad física se traducen en costos logísticos elevados, afectando la competitividad de los productos argentinos. Es fundamental trabajar para construir una red de conectividad física y digital incluyente y federal.

Metas


Desarrollo verde y azul. Recursos naturales y cambio climático: agua, pesca y bosques.



Transición energética justa y renovable: eólica, solar, biocombustibles e hidrógeno.



Conectividad física y digital: 4 y 5 G, internet para la inclusión, hidrovía, trenes, puertos y movilidad sustentable.



Economía circular.



Biotecnología, inteligencia artificial, nanotecnología y blockchain.