Armá tu medidor de dióxido de carbono


La utilización de un medidor de CO2 permite conocer la concentración de dióxido de carbono en un ambiente cerrado e indicar la necesidad de mejorar o aumentar la ventilación para renovar el aire.

Si estás interesado en armar tu propio equipo, aquí encontrarás el listado de componentes, insumos, herramientas y accesorios necesarios para hacerlo.

Tené en cuenta que los medidores más confiables son los que utilizan sensores con tecnología NDIR (infrarrojo no dispersivo), ya que son los más precisos para conocer la concentración de dióxido de carbono en ambientes internos como aulas y hogares.

A continuación, podés ver un video donde te enseñamos a armar tu propio medidor.

Cómo usar tu medidor
  1. Ubica el equipo a una distancia mínima de 1,5 metros de las personas (u otras fuentes de CO2, como estufas), a una altura entre 1 y 1,5 metros y alejado de puertas, ventanas o corrientes de aire.
  2. Encendelo.
  3. Espera a que se calibre.
  4. Observa en el display los datos de la medición. El equipo sensará el CO2 del ambiente cada 10 segundos. Ante resultados de riesgo alto, se encenderá un indicador.

Si las mediciones resultan en valores superiores a 700 ppm, las siguientes recomendaciones generales ayudarán a renovar el aire más rápidamente.