Desafíos y misiones


La definición del desafío y sus misiones parte de un abordaje problema-solución y se realiza en el más alto nivel político con apoyo de cuadros técnicos.

Los desafíos son los problemas que se identifican como una prioridad imperativa para encontrar soluciones y responden a la pregunta “¿cuáles son los desafíos clave que enfrenta la sociedad?”. Algunos ejemplos son la desigualdad social, el cambio climático, la energía limpia, el acceso universal a servicios de salud de calidad. Por su parte, las misiones implican dimensiones específicas del problema que involucra el desafío, señalando su dirección y enfoque estratégico. Las misiones, en su aspecto operacional, integran una cartera de proyectos cuyos resultados agregados materializan propuestas para la solución del desafío.

Al identificar los grandes problemas que constituirán los desafíos y sus misiones, se generan los acuerdos y compromisos relativos a las intervenciones, medios y recursos a través de los cuales llevar a cabo su implementación en un marco de concertación política que dará lugar a convenios con las contrapartes intervinientes en estas definiciones. En este primer paso metodológico, el MINCyT trabajará con responsables de las políticas públicas (Ministerios y Secretarías) en los niveles nacional y jurisdiccionales.

Luego, se realiza el diagnóstico del desafío y de las misiones a través de sus indicadores más relevantes y se definen los objetivos, metas e indicadores de corto, mediano y largo plazo. Para este paso metodológico de diagnóstico, se conformarán mesas de trabajo multiactorales, integradas por gobierno (en sus diferentes niveles), sector científico y tecnológico, sector productivo y organizaciones sociales.