Escudo de Presidencia Roque Sáenz Peña


Nuestro escudo municipal fue creado en el año 1961.




Descripción

De forma achaflanada invertida y coronado por un sol naciente en oro con once rayos flamígeros, se divide en dos partes. La superior es de color azul celeste y la inferior, de color blanco.

En su centro o corazón se levantan por sobre una rueda de engranaje dos manos cruzadas, también en tono oro, que esgrimen una: un capullo de algodón y la otra: unas ramas de quebracho. En la punta, se percibe un campo arado.

Ornamentan sus lados sendas ramas de laurel y en la punta, una cinta terciada en faja de azur celeste y plata. En lo alto, se distingue el lema toponímico en caracteres capitales romanos.

Simbología

El sol naciente representa la paz y la confianza en el porvenir venturoso para la localidad.

Las manos dan cuenta de la unión de los habitantes y el esfuerzo mancomunado, en tanto que los atributos de cada una simbolizan el trabajo de la productividad maderera y algodonera.

Esta simbología se refuerza con la rueda de engranaje, que expresa la labor cotidiana y el campo, con su arado mancera, intervenido por el esfuerzo y la acción incesante de sus pobladores.

Esta última herramienta de labranza y el color azul celeste evocan el blasón provincial. En tanto, las ramas de laurel, claro emblema de la victoria, y la cinta azul celeste y blanca remiten al escudo nacional, como clara inclusión de la ciudad en el concierto del país.