Bandera de San Fernando del Valle de Catamarca


Su creación surgió a raíz de una iniciativa presentada por la Asociación Damas Belgranianas ante la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad, con el propósito de que nuestra capital provincial contara con un emblema identificatorio. En ese contexto, en marzo de 2005 se llevó a cabo un concurso abierto en el que participaron 170 vecinos con sus respectivas propuestas, resultando ganadora la de Fabián Martinena. Fue reconocida oficialmente Ordenanza N° 3916 el 14 de julio de ese mismo año.



Descripción

El paño alude, en su conjunto, al poncho catamarqueño, prenda autóctona por excelencia. Sobre un fondo blanco, se destacan dos franjas de color sangre, símbolo de la tierra ocre, y dos guardas en verde en representación de la savia que la nutre.

En el centro, la figura compuesta por ocho rectángulos evoca los dibujos que las teleras imprimen en sus guardas. Se trata del símbolo mismo del espíritu sagrado de las montañas, representado en el color marrón oscuro. En el interior del diseño, percibimos una cruz de doble resonancia. Por un lado, nos remite a la Cruz de América, en alusión al recurso de la naturaleza más asociado a la vida: el agua. Por otra parte, conjuga la vertiente indiana y la vertiente hispánica de nuestra cultura, en tanto representa el emblema del cristianismo que impulsó los afanes evangelizadores en el Nuevo Mundo.

En tal sentido, nuestra bandera encierra nuestras mejores tradiciones en su diseño.