Sea King


Sikorsky S-61D Sea King
Helicópteros de simple rotor, con dos turbinas de poder y capacidad de amerizaje en caso de emergencia.

Opera en condiciones de todo tiempo.

Dimensiones
- Envergadura: 22,23 mts.
- Largo: 18,09 mts.
- Altura: 5,19 mts.
- Trocha: 3,66 mts.
- Velocidad máxima: 120 nudos.

Cumple operaciones de control del mar desde bases en tierra o buques, particularmente antisubmarinas, de búsqueda y rescate, de transporte e inclusive durante campañas antárticas.

En 1970 la Armada Argentina ordenó a Sikorsky 4 unidades del modelo de lucha anti submarina S-61D-4, éstos arribaron a la Argentina en 1972 y en 1976 pasaron a integrar la 2da Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros con asiento en la Base Aeronaval Comandante Espora, en Bahía Blanca, asignándose a sus matrículas en número 2 delante de la misma. En 1976 llegó una quina unidad nueva. Estos ejemplares arribaron equipados con sonar de profundidad Bendix AN/AQS-13B. En 1987 se adquirieron (4) nuevos de construcción italiana, modelo ASH-3D. Entre 2008 y 2013 se adquieren otros (4) ejemplares en condición de vuelo de segunda mano excedentes de la US Navy, totalmente recorridos pero de las versiones de transporte.

En el Conflicto del Atlántico Sur participó la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros. Durante los primeros días de ocupación de las islas realizó el traslado de personal y carga. En general todos los movimientos se realizaron en malas condiciones meteorológicas con fuertes ráfagas de viento y poco nivel de visibilidad.

El 30 de mayo la Escuadrilla se desplegó hacia Río Grande con la orden de una misión de traslado de 10 hombres que se encontraban en la Isla Borbón, al Norte de la Gran Malvina. El personal a rescatar, un oficial y 9 suboficiales pertenecientes a la Aviación Naval. La misión era sumamente riesgosa por varios factores que se debieron tener en cuenta, carecían de armas por lo que no contaban con capacidad de defensa; el tamaño de las unidades y el ruido de sus motores significaban gran indiscreción; sólo podían alcanzar una velocidad máxima de 120 nudos; la autonomía de vuelo era inferior a la distancia que demandaba la misión; el regreso debía llevarse a cabo en vuelo nocturno a baja altura y entre montañas con posible condición de hielo; y no contaban con radar meteorológico ni de navegación. Por otra parte, la evacuación debía realizarse en cercanías a la zona ocupada por el enemigo (proximidad Estrecho San Carlos Norte) y los aviones de caza "Harrier" ingleses tenían el dominio total del espacio aéreo sobre las Islas.

El vuelo de ida demandó más de tres horas, a muy baja altura con un frío extremo. A las 17:30 aterrizaron en la Isla Borbón y procedieron a la evacuación del personal. El regreso inició a las 18:15 hs, siendo de noche debieron usar anteojos de visión nocturna. El vuelo se realizó en total silencio radial, pero manteniendo contacto visual. El aterrizaje tuvo lugar a las 21:55 hs en Río Grande. Más tarde los Sea King se incorporaron a la función sanitaria y de rescate. Luego del 14 de junio tras la rendición argentina las unidades de la Escuadrilla fueron empleadas para el repliegue de tropas y heridos.

Descripción heráldica

El grifo en el centro fiel campo significa la fuerza junto con la prontitud y una gran vigilancia de las cosas puesta a su cuidado.
El campo de PLATA sembrado de armiños representa integridad, firmeza, vigilancia y la inclinación divagante que tienen los hombres a ir por aire, mar y tierra.
El escudo simestrado en color ROJO significa fortaleza, victoria, osadía y el VERDE del grifo, esperanza, fe, amistad, servicio.
Las cualidades expuestas precedentemente son aplicables a esta Escuadrilla por las tareas que habitualmente desempeña, contándose entre las principales la de salvamento y rescate, en la cual una prontitud con la fuerza necesaria para izar a los náufragos y sobrevivientes.