Seguridad de los alimentos y del agua en caso de emergencias climáticas y cortes de luz


Las emergencias climáticas generan situaciones de riesgo sanitario que pueden comprometer la inocuidad de los alimentos que consumimos, tanto durante la emergencia como en los días posteriores. Lo mismo sucede cuando se producen cortes del suministro eléctrico o del acceso al servicio de agua potable.

Por ello, la ANMAT ofrece una selección de recomendaciones que pueden ayudarnos a reducir posibles daños en los alimentos y a garantizar su higiene y seguridad.

Manipulación segura de alimentos durante una inundación

  • Arrojá a la basura cualquier alimento que haya podido estar en contacto con el agua de inundación.
  • Desechá los alimentos cuyo olor, color o textura no sean normales.
  • Descartá los alimentos perecederos (incluidos la carne, el pollo, el pescado, los huevos y las sobras) que hayan perdido las temperaturas de refrigeración (mayores a 5°C), por 2 horas o más.
  • Desechá todos los alimentos enlatados cuyos envases estén abiertos, dañados o hinchados.
  • Los alimentos envasados en recipientes impermeables y de cierre hermético, como latas y tetrapacks, que no estén dañados y que hayan estado en contacto con el agua de una tormenta o inundación, pueden recuperarse siguiendo estas instrucciones: quitales la etiqueta, lavalos y metelos en una solución de una taza (250 ml) de cloro de uso doméstico (según las indicaciones del envase) con 20 litros de agua potable.
  • Descartá aquellos alimentos frescos o envasados en recipientes permeables al agua, que hayan entrado en contacto con las aguas de la inundación, pues no pueden ser desinfectados.
  • Seguí medidas básicas de higiene. Lavate las manos con jabón y agua segura antes de preparar o de comer alimentos, después de usar el baño, luego de haber participado en actividades de limpieza y después de manipular artículos contaminados por las aguas de la inundación o aguas residuales.
  • Lavá completamente con agua caliente y jabón las ollas de metal, platos de cerámica y utensilios que han tenido contacto con aguas de inundación. Desinfectalos hirviéndolos en agua segura o sumergiéndolos en una solución desinfectante, respetando la concentración y tiempos de actuación indicados en el rótulo del producto. Dejá que se sequen antes de volver a utilizarlos.
  • Se recomienda desechar aquellos utensilios y artículos de uso doméstico como recipientes plásticos, mamaderas o chupetes de bebés, que hubieran entrado en contacto con las aguas de inundación, y que debido a sus componentes no puedan someterse a los tratamientos de desinfección detallados anteriormente.

Recomendaciones ante cortes en el suministro de energía eléctrica

  • Mantené las puertas de la heladera y del freezer cerradas. En tal caso, la heladera conservará los alimentos fríos durante unas 4 horas.
  • El freezer mantendrá la temperatura por aproximadamente 24 horas si está a medio llenar, y por 48 si está repleto. Si el congelador no está lleno, agrupá los paquetes para que formen una especie de "iglú", de manera que se protejan unos a otros.
  • Si el corte de luz se prolongara por más de 4 horas, colocá los alimentos en heladeras portátiles o en un recipiente hermético con hielo, que evitará el calentamiento de los alimentos durante un tiempo.
  • La clave para determinar la inocuidad de los alimentos en la heladera y el freezer es conocer la temperatura del ambiente del equipo y la de los alimentos que se encuentran en su interior. Con un termómetro, es posible verificarla.
  • Comprobá si hay cristales de hielo en los alimentos congelados. La comida en el freezer que se haya descongelado parcialmente, puede volver a congelarse sin peligro solamente si todavía mantiene cristales de hielo, o si su temperatura es menor a los 5º C.
  • Una vez que la energía eléctrica regresa, será necesario evaluar cada alimento por separado. En caso de duda, descartalo.

Consejos para el consumo de agua segura

  • El agua para consumo, elaboración de alimentos e higiene personal debe ser segura.
  • Durante las emergencias climáticas, el agua puede contaminarse con microorganismos (como las bacterias) provenientes del contacto con superficies sucias, aguas negras (del alcantarillado), desechos agrícolas o industriales, productos químicos u otras sustancias que pueden causar una enfermedad o incluso la muerte.
  • Para eliminar microorganismos del agua, pueden utilizarse dos métodos:
    • Colocar 2 gotas de lavandina por cada litro de agua, y dejarla reposar 30 minutos antes de consumirla.
    • Hervirla durante 5 minutos hasta que aparezcan burbujas, y esperar hasta que se enfríe para consumirla.
  • Estas medidas generales permiten eliminar los microorganismos aptos para producir enfermedades, pero no eliminan otros contaminantes que pueden estar presentes en el agua, como las sustancias químicas. En caso de sospecha, se recomienda consultar con las autoridades locales acerca de la seguridad del agua para consumo.