¿Qué son las especies exóticas invasoras?


Las especies exóticas invasoras (EEI) son plantas, animales hongos y microorganismos transportados por las personas, de manera voluntaria o accidental, fuera de su área natural de distribución.

Se cuentan entre las principales causas de pérdida de biodiversidad.

A nivel nacional las EEI representan una de las principales de amenazas para la casi totalidad de las especies silvestres en riesgo de extinción, afectando los objetivos de conservación de las áreas protegidas del sistema federal y de los sistemas provinciales, y por lo tanto, alterando el funcionamiento de ecosistemas clave, tanto por su riqueza biológica, como por su valor en la provisión de servicios ecosistémicos.

Además, las EEI afectan la salud de la población, producen pérdidas económicas significativas para la economía global del país y para grupos vulnerables como comunidades de pueblos originarios y pueblos campesinos, y están asociadas con la pérdida o degradación de valores históricos y culturales.

rana toro Rana toro

¿Todas las especies exóticas son invasoras?

No todas las especies exóticas se vuelven invasoras. Si una especie introducida consigue establecerse y avanzar de manera espontánea (y por lo general sin control) en los nuevos ambientes causando impactos sobre la diversidad biológica, la cultura, la economía y/o la salud pública estamos ante la presencia de una especie exótica invasora.

El impacto de las que consiguen invadir es con frecuencia muy alto y varía en función de la especie y del hábitat. Las actuales tendencias de globalización del comercio internacional, las mejoras en los medios de transporte y las comunicaciones, y las consecuencias del cambio climático permiten prever que el problema de las invasiones biológicas aumente de manera significativa en el futuro cercano.

¿Por qué es necesario ocuparse de ellas?

Estas especies representan la segunda causa de la pérdida de biodiversidad en nuestro planeta y deben ser tratadas aplicando el principio de precaución establecido por el Convenio sobre Diversidad Biológica.

La República Argentina cuenta con una rica biodiversidad que se manifiesta en 18 variadas ecorregiones, incluyendo ambientes antárticos, selvas tropicales, ecosistemas áridos de estepa y de montaña, ambientes marino costeros y pastizales templados, entre otros. La presencia de especies exóticas invasoras introducidas por la producción forestal y agropecuaria, la acuicultura, el transporte relacionado al comercio y turismo, la importación para la cría de mascotas y la importación como especies ornamentales, constituye una de las amenazas más significativas para la conservación de la diversidad, así como también para la preservación de los recursos naturales y los servicios ecosistémicos asociados.

Si bien no existe una estimación global del impacto de las EEI sobre la economía argentina, es bien sabido que muchas de estas especies producen efectos significativos sobre la biodiversidad nativa y serios impactos socioeconómicos, los cuales pueden ser intensos y persistentes sobre sectores vulnerables de la sociedad. Así, muchas de las plagas y malezas que afectan la producción agrícola en Argentina son especies exóticas, en su mayoría introducidas de manera accidental. Lo mismo sucede con plantas invasoras que reducen el valor forrajero de las pasturas naturales y con las especies de fauna que consumen los depósitos de cereales y otros productos alimenticios.

pino Pino

¿Cuáles son los impactos de las especies exóticas invasoras?

El concepto de especie exótica invasora EEI se desarrolló fundamentalmente a partir de la preocupación por el impacto de estos organismos sobre la biodiversidad, como queda claramente establecido en el Convenio sobre Diversidad Biológica.

Si bien muchas especies exóticas introducidas intencionalmente han generado beneficios económicos al país (por ejemplo los cultivos, el ganado y las especies forestales), se considera un desafío controlar y reducir de alguna manera los daños sobre el ambiente, la economía y la calidad de vida, evitando la introducción accidental o voluntaria de especies que pudieran perjudicar la biodiversidad, los recursos naturales y la salud. El problema no son las especies exóticas sino aquellas que representan una amenaza real: las especies exóticas invasoras.

Los principales impactos son:

  • Ecológicos: las EEI son la segunda amenaza global para la conservación de las especies vulnerables de flora y fauna silvestre. Algunas de las consecuencias a nivel ecológico de las EEI son: competencia, depredación y herbivoría de especies nativas, introducción y transmisión de enfermedades a especies autóctonas, Contaminación genética por hibridación, modificaciones en la estructura de los ecosistema.
  • Salud: la actividad turística y comercial implica el movimiento de bacterias, virus y parásitos, así como de sus vectores. Entre los ejemplos de estas enfermedades se encuentra el dengue en Sudamérica, causado por un virus introducido y dispersado por una especie de mosquito también exótica, que en el año 2009 afectó a más de 20.000 personas en Argentina. El cólera, el zika y la fiebre chikungunya también son enfermedades causadas por patógenos y vectores exóticos invasores.
  • Económicos: a nivel mundial, el daño ocasionado por las invasiones biológicas alcanza cerca del 5 % del producto bruto global. Se ha calculado, por ejemplo, que los pastos africanos introducidos en el sur de Brasil con el objetivo de mejorar las pasturas causan, en cambio, reducciones anuales de más de tres millones de dólares en la producción ganadera. En la cuenca de los ríos Paraná y Uruguay, un bivalvo de origen asiático, el mejillón dorado, obliga a llevar a cabo costosas tareas de mantenimiento en sistemas de captación de agua y de refrigeración en usinas hidroeléctricas. En Estados Unidos se estima una pérdida anual de unos 120.000 millones de dólares en relación directa con la presencia de las especies invasoras, mientras en Brasil esta estimación supera los 45.000 millones de dólares anuales.
  • Culturales: las EEI afectan el uso tradicional de los recursos. Transforman el paisaje y así la identidad de los pueblos.

agua de lastre Agua de lastre

¿Cómo llegan a nuestro país?

La mayoría de las EEI son introducidas por las personas, ya sea de manera intencional como accidental. Muchas de ellas presentan interés para la producción, incluyendo animales introducidos para criaderos, cotos de caza o para el acuarismo o el comercio de mascotas, plantas utilizadas en la producción forestal, la cría de ganado, la prevención de la erosión, la jardinería o el paisajismo.

A lo largo de su historia, la humanidad ha transportado miles de especies más allá de sus áreas naturales de distribución. Las malezas, los patógenos, los parásitos y los invertebrados marinos y de agua dulce suelen ser transportados de manera involuntaria.

El movimiento del ser humano por todo el planeta aumentó notablemente con el avance del transporte aéreo, fluvial, marítimo y terrestre en todo el mundo. Muchas rutas comerciales también facilitan el transporte de especies invasoras y constituyen vías de entrada para las mismas a través de carreteras y del comercio de artículos ornamentales, agrícolas, forestales y de pesca, entre otros.

Las formas o los materiales con los que estas especies son transportadas se llaman vectores. Por ejemplo, el agua de lastre de los buques es el vector que ha permitido el establecimiento del mejillón dorado (Limnoperma fortunei) en Argentina. También lo son los cascos de los buques y los barcos más pequeños, la tierra, los animales, la madera y otros materiales utilizados para embalar, el equipo de pesca o de buceo, la basura, la maquinaria, los neumáticos de los vehículos y muchos otros.

Por otra parte es importante señalar que hay acciones cotidianas que pueden parecer inocuas pero podrían producir altos impactos ambientales y/o económicos como el uso de determinadas plantas ornamentales, las mascotas de fauna silvestre, la liberación de carnada viva, etc.

¿Cómo se dispersan las EEI dentro del territorio?

Además de indagar sobre las vías de ingreso de estas especies a la Argentina es muy importante atender a la dispersión de las EEI dentro del territorio.

A veces la definición sobre las invasiones biológicas coincide con las fronteras políticas de un país y, como consecuencia, se considera que la especie es exótica si fue traída de manera voluntaria o accidental de otro país.

Si bien este concepto es adecuado para formular políticas y reglamentos a nivel nacional, tiene importantes restricciones desde el punto de vista de la gestión de las invasiones biológicas, ya que el desplazamiento de organismos dentro de un país puede ser un problema igual de grave o más que la importación de una nueva especie.

¿Cuántas especies exóticas invasoras hay en nuestro país?

El proceso de trabajo que llevará a contar con una Estrategia Nacional sobre Especies Exóticas Invasoras incluyó el fortalecimiento de un Sistema Nacional de Información de Especies Exóticas Invasoras, un registro actualizado y validado de especies, proyectos, bibliografía y especialistas.

La información, provista por colaboradores, es debidamente acreditada mediante consultas a especialistas de cada grupo taxonómico antes de ser publicada. La cita de cada especie está acompañada por una descripción acerca de sus características biológicas, el proceso de invasión, los antecedentes sobre acciones de control o erradicación y campos de información específicos para desarrollar análisis de riesgo.

En tanto, las localidades de ocurrencia reúnen datos precisos sobre la ubicación de la especie en distintos puntos del territorio nacional, su abundancia y tendencia poblacional en ese lugar, junto con la información del referente que brindó el dato.

Este sistema lleva registradas hasta la fecha más de 700 especies, incluyendo algas, hongos, plantas, vertebrados e invertebrados terrestres y acuáticos. Todas ellas con capacidad de habitar ambientes naturales o seminaturales sin auxilio directo del hombre o con antecedentes importantes como invasoras en otras regiones del mudo. No todas estas especies causan el mismo tipo de impacto, ni tienen la misma gravedad o idéntica prioridad de control. Identificar estas diferencias es una prioridad para establecer acciones eficientes de manejo del problema.

Leé más

Estrategia Nacional

Lista oficial de exóticas en Argentina

Sistema Nacional de Información sobre Especies Exóticas Invasoras

Volver