Proyecto Desarrollo Sustentable de la Cuenca Matanza–Riachuelo


Aspectos generales

El Matanza-Riachuelo (M-R), un tributario del Río de la Plata, es la cuenca fluvial más contaminada de la Argentina y el problema ambiental más visible del país. En el transcurso de los últimos cien años, la Cuenca M-R ha sido usada como sumidero cloacal de toda la ciudad de Buenos Aires. Los niveles de contaminación fueron aumentando de manera constante junto con la urbanización del área metropolitana de Buenos Aires y el crecimiento industrial concomitante dentro de la cuenca. Se estima que existen más de 4.000 establecimientos industriales ubicados en las secciones media e inferior de la cuenca. Muchas de estas industrias vierten efluentes sin tratar en el sistema de drenaje o directamente en el río M-R. Además de altos niveles de contaminación orgánica, estos vertidos aportan contaminantes tóxicos tales como metales pesados provenientes de industrias petroquímicas, curtiembres y frigoríficos. La aguda degradación ambiental y social de la Cuenca M-R es resultado de limitadas inversiones en infraestructura pública, deficiente gestión ambiental y falta de una adecuada planificación urbana e industrial. Esta situación ha dado lugar a serios riesgos para la salud, en especial para los grupos sociales altamente vulnerables, que han exigido al gobierno actuar para enfrentar estas condiciones declinantes.

En la actualidad, los residuos cloacales del Área Metropolitana Buenos Aires (domésticos y algunos industriales) son recolectados y transportados fuera de la ciudad hacia el emisario corto de Berazategui sobre el Río de la Plata2, aguas abajo de la ciudad de Buenos Aires y transponiendo los límites de la ciudad.

La nueva estrategia gubernamental

El nuevo enfoque adoptado por el gobierno para resolver los problemas de contaminación en la Cuenca Hídrica M-R es diferente de los anteriores intentos de saneamiento y se basa en dos conceptos: (i) la creación de una Autoridad de Cuenca que congrega a todos los actores principales de la cuenca, y (ii) la progresiva eliminación de los vertidos de fuentes puntuales identificadas de residuos industriales y municipales en el Río M-R.

  • Creación de una Autoridad de Cuenca. El gobierno nacional llegó a la conclusión de que una de las principales razones del limitado impacto de los anteriores intentos de saneamiento de la cuenca era la falta de un marco institucional para brindar un enfoque de políticas consistente, coordinación interjurisdiccional9, y un plan de aplicación. Como resultado, la Ley 26168 creó una nueva autoridad de cuenca, la Autoridad de Cuenca Matanza-Riachuelo (ACUMAR), que fue designada para (i) implementar un plan de acción integral (Plan Integral de Saneamiento, (PISA) que incluye medidas estructurales y no estructurales, (ii) coordinar y armonizar actividades, y (iii) controlar y monitorear el cumplimiento ambiental. Por ley, el Secretario de la SAyDS es el presidente de ACUMAR y el órgano rector de ACUMAR también incluye representantes de la ciudad y la provincia de Buenos Aires.
  • Progresiva eliminación de fuentes puntuales identificadas de vertidos en el Río M-R. Las características de bajo caudal de este río urbano lo hacen inapropiado para recibir vertidos residenciales o industriales. Así, se está adoptando una política para la progresiva eliminación de vertidos de fuentes puntuales de efluentes domésticos e industriales en la cuenca baja y media superior que no son consistentes con los usos y objetivos establecidos por ACUMAR para el Río M-R. El cambio a un enfoque de progresiva eliminación de los vertidos de fuentes puntuales está plenamente justificado dada la baja capacidad de autopurificación del Río M-R y la severidad de su contaminación.

Como parte de su plan de acción para implementar el PISA, según lo establecido por la Corte Suprema, el gobierno ha solicitado el apoyo del Banco para partes de su plan de largo plazo (PISA) a través del Proyecto de Desarrollo Sustentable de la Cuenca Matanza-Riachuelo propuesto. La operación propuesta va más allá de un proyecto de infraestructura de saneamiento de estrecho foco, para adoptar un enfoque más integrado de recuperación ambiental urbana, a través de componentes que apuntan a la mejora gradual de las condiciones ambientales así como a la infraestructura urbana en la cuenca. Se requiere infraestructura industrial y urbana integrada con capacidad suficiente para aliviar la contaminación en todo el ámbito de la Cuenca Hídrica M-R y para dar adecuada respuesta a los problemas sociales y ambientales concomitantes.

El Proyecto de Desarrollo Sustentable de la Cuenca Matanza-Riachuelo propuesto incluye cuatro componentes básicos agrupados bajo dos amplios macrocomponentes:

Macrocomponente 1: Saneamiento

(i) Inversiones en infraestructura de saneamiento incluido el colector de la Margen

Izquierda, el colector de desvío Baja Costanera, la planta de tratamiento preliminar Riachuelo, estaciones de bombeo de efluentes e influjo en la planta de tratamiento preliminar Riachuelo, el emisario Riachuelo, el colector Industrial, y el colector de la Margen Derecha. Supervisión técnica independiente de las obras antes mencionadas, recolección de datos, análisis y modelización en apoyo de los proyectos de ingeniería; y actividades de desarrollo de capacidad en apoyo de la preparación de los proyectos de ingeniería bajo este componente.

Macrocomponente 2: Apoyo para la reducción de la contaminación industrial, gestión territorial ambiental, y fortalecimiento institucional

Asistencia técnica para mejorar el monitoreo ambiental y la aplicación de metas ambientales para actividades industriales, así como financiamiento de inversiones en producción más limpia para mejorar y apoyar el cumplimiento ambiental por parte de pequeñas y medianas empresas contaminantes;

Asistencia técnica para ordenamiento territorial y planificación urbana y financiamiento parainversiones de drenaje y urbanas piloto; y financiamiento de estudios técnicos para apoyar la implementación del proyecto; una estrategia de comunicación para informar a los actores clave; actividades de gestión de proyecto; y apoyo al fortalecimiento institucional de ACUMAR.

El objetivo de la Unidad Coordinadora General del Proyecto es mejorar la calidad ambientales de la Cuenca M – R, así como también las condiciones sanitarias a lo largo de las márgenes del Río de la Plata, y suministrar una solución a largo plazo y efectiva según los costos para la disposición segura de las aguas residuales de la Ciudad de Buenos Aires.

Principalmente los objetivos a cumplir se enumeran a continuación:

  • Mejorar los servicios de desechos cloacales en la Cuenca M – R y otras partes de la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires , expandiendo la capacidad y tornando el sistema de saneamiento más seguro, flexible y confiable
  • Reducir las descargas industriales al Río M – R
  • Mejorar los desagües urbanos y el uso de las tierras en la Cuenca M – R
  • Fortalecer institucionalmente el Ordenamiento Territorial de la Cuenca
  • Inducir a la ocupación sustentable del territorio de la Cuenca M- R
  • Implementar un Plan Hidráulico en la Cuenca
  • Fortalecer el marco institucional de ACUMAR para la limpieza permanente y sustentable de la Cuenca M – R

El Proyecto cuenta con 4 componentes, que tienen por objetivo:

  • Mejorar los servicios de saneamiento en la Cuenca del Río M – R y otras partes de la Provincia y Ciudad de Buenos Aires mediante la expansión de la capacidad de transporte y tratamiento de efluentes
  • Respaldar la reducción de los vuelcos industriales de le Río M – R a través del otorgamiento de subsidios CRI
  • Promover una mejor toma de decisiones para el uso de la tierra y planificación de desagües ambientalmente sustentables, y dirigir inversiones en desagües urbanos y uso de la tierra en la Cuenca M – R
  • Fortalecer el marco institucional de ACUMAR para la limpieza continua y sustentable de la Cuenca M – R