Ley Yolanda


¿Qué es?

Es una ley que tiene como objetivo garantizar la formación integral en ambiente, con perspectiva de desarrollo sostenible y con especial énfasis en cambio climático, para las personas que se desempeñan en la función pública.

El nombre es un homenaje a Yolanda Ortiz, quien fue la primera secretaria de Recursos Naturales y Ambiente Humano de Argentina y de América Latina, designada durante el gobierno de Juan Domingo Perón en el año 1973.

¿Por qué formar a las y los funcionarios y empleados de la Administración Pública en temas ambientales?

Porque la educación ambiental promueve procesos orientados a la construcción de valores, de conocimientos y de actitudes que, en conjunto, posibilitan formar capacidades que conduzcan hacia un desarrollo sostenible basado en la equidad, la justicia social y el respeto por la diversidad biológica y cultural.

El objetivo principal de la Ley Yolanda es que las y los funcionarios públicos consideren la transversalidad de los temas ambientales en el diseño, la planificación y la implementación de las políticas públicas.

Por ello, la educación ambiental pone el foco en la gestión racional de los bienes naturales y en la construcción de acciones que redunden en beneficio de la naturaleza; incorporando valores ambientales como horizonte de nuestra sociedad, ecológicamente equilibrada y sostenible.

¿Cuáles son los contenidos de las capacitaciones que recibirán quienes sean alcanzados por esta ley?

Los contenidos se dividen en seis módulos (contenidos mínimos obligatorios), más dos módulos optativos por sector público.

Módulos obligatorios

  • Epistemológicos

    • Saber ambiental
    • Desarrollo sostenible
    • Economía circular
  • Temáticos

    • Cambio climático
    • Protección de la biodiversidad y los ecosistemas
    • Eficiencia energética y energías renovables

Módulos optativos por sector público

  • Crisis ambiental y problemáticas urbanas
  • Agroecología, producción de alimentos y soberanía alimentaria
  • Salud socioambiental
  • Salud de los ecosistemas. Ciclos biogeoquímicos
  • Extractivismo y modelo productivo
  • Gestión integral de Residuos Sólidos Urbanos
  • Educación ambiental como herramienta de gestión
  • Agua, territorialidades e interculturalidad
  • Legislación ambiental
  • Áreas protegidas y corredores de conservación
  • Buenas prácticas ambientales y emprendimientos de triple impacto
  • Tráfico de fauna y flora. Especies Exóticas Invasoras
  • Comunicación ambiental y acceso a la información pública ambiental
  • Viviendas sustentables y espacios verdes
  • Ecofeminismo
  • Empleo verde
  • Evaluación ambiental estratégica e impacto ambiental
  • Otros temas.

Marco

La UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) planteó en el año 2002 que la educación ambiental no debe ser vista como un fin en sí misma, sino como una herramienta fundamental para realizar cambios en el conocimiento, los valores, la conducta, la cultura y los estilos de vida de los seres humanos para así alcanzar la sustentabilidad.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó la Década de la Educación para el Desarrollo Sostenible entre 2005 y 2014, haciendo un llamado a gobiernos, sociedad civil empresarios y educadores a reorientar todos los recursos de la educación hacia este nuevo modelo sociocultural. Luego, en el año 2015 votó en Asamblea General la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible; dicha agenda contiene 17 objetivos sobre tres grandes temas que afectan a todos los países.

  • La protección del planeta
  • La protección de los derechos de las personas
  • La eliminación de la pobreza y el hambre.

La Ley Yolanda es una herramienta necesaria para que la Argentina alcance el cumplimiento de los objetivos de la Agenda. Esta ley reafirma el carácter transversal del ambiente, al reconocer su incidencia en todos los niveles de la función pública, subrayando la necesidad de que los tres poderes del Estado nacional diseñen, evalúen e implementen políticas públicas con perspectiva ambiental. Es una apuesta por la construcción de un modelo de desarrollo sostenible y de un nuevo contrato social de ciudadanía responsable. En suma, la Ley Yolanda es un aporte fundamental para la transversalización de la cuestión ambiental en todas las políticas públicas de la Argentina.