¿Cómo evitar que los alimentos se contaminen?


Cuando estamos en contacto con alimentos debemos cuidar que no se contaminen y así prevenir enfermedades al consumirlos.

Para evitar su contaminación es importante controlar:

  • Que la temperatura de conservación de los alimentos sea la adecuada.
  • Una correcta higiene de los lugares y elementos utilizados.
  • Que los alimentos no sean preparados mucho tiempo antes de ser consumidos o en grandes cantidades.

¿Cuándo un alimento está contaminado?

Cuando contiene elementos extraños colocados por accidente, bacterias o sustancias químicas.

Los contaminantes pueden ser de tres tipos:

  • Físicos: hilos, sogas, vidrios, esponja de acero, madera, clavos, pelos, accesorios, insectos.
  • Químicos: detergentes, lavandina, insecticidas, metales pesados como plomo.
  • Biológicos: bacterias, virus, hongos y levaduras.

Siempre debemos prestar atención a las señales que nos indican cuándo es necesario desechar un alimento.

¿Cuáles son las señales para saber si un alimento está contaminado?

  • Mal olor.
  • Hongos en la superficie.
  • Lata abollada, oxidada o hinchada.
  • Carne roja de color más oscuro.
  • Pescado con la piel blanda.
  • Grumos en la harina.
  • Partes blandas u hongos en la fruta.
  • Huevo que se hunde en un vaso de agua.

Un alimento seguro no sólo es el que aporta los nutrientes necesarios, sino también el que no está contaminado.