Usemos nuestra energía de manera inteligente


Cuidar la energía en nuestros hogares es una tarea que está al alcance de todos nosotros. Con pequeñas modificaciones en la forma de usar la electricidad, el agua o el gas en nuestras vidas podemos generar grandes ahorros en la factura y en la producción de la energía. ¿Para qué derrocharla si es escasa en toda partes del mundo?

Y si además tomamos en cuenta las nuevas tecnologías a la hora de hacer un recambio de artefactos o arreglos en nuestras casas, estaremos haciendo un cambio aún más positivo hacia la eficiencia energética. Es decir, estaremos usando la energía de una manera consciente e inteligente.