Programa Acciones en Comunidades de Pueblos Originarios


Este programa incluye a pobladores indígenas desocupados, especialmente jóvenes, que se desempeñan en tareas comunitarias temporarias de mejora de la infraestructura productiva de la comunidad y apoya proyectos de empleo comunitario.

Para ello, financia equipamiento, insumos, asistencia técnica y capacitación creando oportunidades más equitativas de acceso al empleo para evitar la migración de jóvenes, fortalecer el autoabastecimiento y mejorar la seguridad alimentaria de las comunidades.


¿A quiénes está dirigido?

A trabajadores jóvenes desocupados de comunidades rurales de pueblos indígenas.


Beneficios

Se brinda una ayuda económica a los participantes y se financian bienes de capital y gastos corrientes. Los montos a financiar dependen de las particularidades de los proyectos que se evalúan en cada caso. Cuando corresponde ayuda directa a personas, el monto alcanza los $2000.

La planificación y control de las obras está a cargo de las propias comunidades.


Requisitos

  • Presentar una solicitud de asistencia.
  • Elaborar un proyecto específico.
  • Firmar los convenios específicos con los gobiernos provinciales y/o municipales y/o con las comunidades indígenas.

Inscripción

Se debe presentar la solicitud en la Gerencia de Empleo y Capacitación Laboral (Gecal) de la jurisdicción y luego elaborar un proyecto específico para la situación planteada. La CER brinda asistencia técnica para formular el proyecto.


Objetivos

  • Fortalecer el empleo comunitario.
  • Evitar la emigración de los jóvenes desocupados.
  • Fortalecer la seguridad alimentaria de las comunidades indígenas más vulnerables.

Pueblos originarios (indígenas)

El desarrollo indígena se basa en sus propias instituciones, en su identidad, su espiritualidad y sus conocimientos ancestrales para alcanzar el bienestar común y el cuidado de la naturaleza.

El trabajo se concibe como una parte integral de la relación con la naturaleza que se reconoce como fuente de recursos forestales, hídricos y de producción agrícola.

La identidad es de fundamental importancia para los pueblos indígenas, quienes perciben la seguridad de sus medios de subsistencia, su dignidad y buen vivir vinculados indisolublemente a la continuación de sus tradiciones, su cultura y a la preservación de sus tierras y territorios ancestrales.

Ofrecer oportunidades destinadas a la generación de ingreso para las familias en la comunidad, garantizar su seguridad alimentaria y fortalecer las capacidades para un empleo rural estable, son elementos centrales para fomentar el desarrollo sostenible de los pueblos indígenas.

En nuestro país coexisten 35 pueblos indígenas y, de acuerdo al último censo nacional (2010), un total de 955.032 personas se percibieron como descendientes o pertenecientes a un pueblo indígena.