¿Qué hacer en el caso de ola polar?


  • Evitá sobreesfuerzos y la exposición. Quedate a resguardo en tu casa o en la oficina y no salgas, a menos que sea absolutamente necesario.
  • Si vas a salir o a permanecer mucho tiempo afuera, llevá varias capas de ropa, de manera que te las puedas sacar para evitar la transpiración y el subsiguiente enfriamiento. Lo recomendable es que sean ropas de tejido apretado, impermeables al agua y con una capucha que proteja gran parte de tu cara y tu boca para que respires aire caliente y evites que entre aire extremadamente frío a tus pulmones.
  • Es importante que haya recambio de aire en las habitaciones para evitar la acumulación de dióxido de carbono. Abrí con frecuencia puertas o ventanas durante pocos minutos para renovar el aire.
  • Por las noches, verificá la temperatura de las habitaciones de los adultos mayores y los niños. Mientras duermen, suelen perder más temperatura corporal.
  • Ante cualquier inconveniente, comunicate con las autoridades de la zona en la que te encontrás.