¿Cuáles son los riesgos más frecuentes?


Los accidentes domésticos más frecuentes tienen que ver con:

  • Caídas por pavimentos sucios, suelos resbaladizos o por tratar de alcanzar objetos en altura.

  • Intoxicaciones, que por lo general suelen tener origen en productos de limpieza y medicamentos.

  • Quemaduras por contacto con objetos o líquidos a temperaturas elevadas.

  • Electrocución, que puede ocasionarse al entrar en contacto con objetos eléctricos y sin protección.