Cris Miró


Cris Miró

"Soy una sola persona, y eso es lo que a mí me importa. Eso de los opuestos lo ven los demás."


Nacida el 16 de septiembre de 1965 en Buenos Aires. Fue actriz, bailarina y la primera vedette travesti de la revista porteña aceptada masivamente.

Estudió baile en la escuela de Julio Bocca y actuación con Alejandra Boero al mismo tiempo que estudiaba la carrera de Odontología.

Comenzó su carrera artística de la mano de Juanito Belmonte en 1994 y en 1995, debutó como primera figura en Viva la Revista en el teatro Maipo. Rápidamente logró notoriedad y saltó a la fama popularizando el arte del travestismo en la revista porteña y, sin proponérselo, abrió el debate en la sociedad argentina sobre la marginalidad y exclusión del colectivo trans en una época cuando los edictos policiales aún condenaban con arresto a quienes vistiesen ropas contrarias a su sexo de nacimiento. En 1995, fue nombrada la Vedette del Año.

Anteriormente a su fama como vedette, había participado en la película Dios los cría de Fernando Ayala con Soledad Silveyra y China Zorrilla y en la adaptación cinematográfica del libro de Camus La peste, dirigida por Luis Puenzo, película protagonizada por William Hurt, Robert Duvall y Raúl Julia, en la cual interpretó a la Mujer Rata.

Cris Miró decía sobre su identidad: "A pesar de que nací con un determinado sexo que hace que tenga documentos con nombre y género de hombre, lo más importante es lo que yo siento. Yo soy una sola persona, y eso es lo que a mí me importa. Eso de los opuestos lo ven los demás, yo lo vivo de una sola manera. Mi verdadero nombre es el que siento y el que quiero: que es Cris Miró."

En 1998, canceló sus presentaciones en el boliche La Diosa y su estudio de odontología por problemas de salud, que requerían reiteradas internaciones hospitalarias. En 1999, falleció a los 33 años de edad.

La foto en exposición fue utilizada para la portada del libro Hembra. Vivir y morir en un país de machos, biografía de Cris Miró, de Carlos Sanzol, publicado por la editorial Milena Caserola en 2016.