Acciones en el marco de la emergencia por COVID-19


Financiamiento a las jurisdicciones para fortalecer la capacidad de respuesta frente al Coronavirus

Con el fin de lograr un abordaje oportuno frente a la pandemia por COVID-19, el Programa Redes promueve la definición de estrategias dentro de la red provincial de establecimientos de salud a partir de la conformación y puesta en marcha de Comités Operativos de Emergencia provinciales (COE), de acuerdo con los lineamientos del Ministerio de Salud de la Nación en su “Plan Operativo de preparación y respuesta al COVID-19” y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud.

Los COE constituyen un eslabón clave y necesario para lograr la coordinación sectorial y la articulación de acciones con impacto en el territorio, evitando la superposición de funciones, y la optimización de recursos disponibles para hacer frente a la emergencia.
Las jurisdicciones pueden utilizar los recursos transferidos para promover las acciones realizadas en este marco en: contratación y/o fortalecimiento de los recursos humanos, equipamiento, insumos médicos, de laboratorio y capacitación del personal.

Financiamiento a las jurisdicciones para ampliar la gestión de consultas a distancia en el marco del COVID-19

Con el objetivo de promover el desarrollo e implementación de la atención remota las 24 horas mediante telefonía, videollamadas y/o videoconferencias a personas con consultas sobre COVID-19, así como controlar y derivar eventualmente a quienes se convierten en pacientes, se impulsó la ampliación de una red de centros de recepción, almacenamiento y registro de consultas asistenciales a distancia para el desarrollo e implementación de las teleconsultas. Asimismo, el fortalecimiento de esta red de atención busca promover la implementación de nuevas modalidades de consulta para pacientes con otras patologías, que en el marco de la pandemia por COVID-19 hayan visto afectado el continuo de su atención.

Actualmente son 720 los efectores incluidos en la red de centros de Telesalud, con sistemas apropiados para resolver problemas de salud a distancia.
Las jurisdicciones pueden utilizar los fondos por las acciones realizadas en este marco en: mejora de sistemas de información y seguimiento, equipamiento y mobiliario de telesalud, obras menores de infraestructura, contratación de recursos humanos y capacitación de personal.