¿Qué es el Programa Redes?


Redes es un programa de alcance nacional que nació con el objetivo de consolidar la atención sanitaria a través del trabajo en red, la integración y la coordinación de los establecimientos y equipos de salud de todas las provincias argentinas. Actualmente abarca a 10.067.632 personas y a 3.943 establecimientos del primer nivel de atención.

Si bien el modelo de Redes Integradas de Servicios de Salud estimula la reorganización de todos los niveles de atención, el foco de la estrategia del Programa está puesto en el fortalecimiento del primer nivel de atención, en tanto organizador del sistema y espacio primordial de su vínculo con la población.

Específicamente Redes trabaja para contribuir en la prevención, promoción y atención de las enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes, la hipertensión arterial y las cardiovasculares, que son la principal causa de morbimortalidad en el país y en el mundo, y refuerza la necesidad de una reorganización y readecuación de los servicios de salud para brindar respuestas más integrales y equitativas a la población sin obra social. Las personas que padecen afecciones crónicas utilizan de manera continua el sistema de salud y requieren de servicios que se prestan en los distintos niveles, lo que pone en evidencia de una manera más explícita la importancia de una atención que esté coordinada e integrada.

Está prevista una nueva etapa del Programa, que alcanzará al 100% de la población con cobertura pública exclusiva de todas las jurisdicciones y sumará nuevos centros de salud del primer nivel. En esta nueva instancia se buscará que las jurisdicciones desarrollen, fortalezcan y consoliden redes formales de servicios y cuidados sanitarios en el primer, segundo y tercer nivel de atención para la mejora de la accesibilidad y la cobertura efectiva a los servicios de salud con un enfoque de red integral e integrada para la población sin obra social el marco de la emergencia sanitaria por COVID-19.

A tal fin, los Proyectos Jurisdiccionales de Inversión (PJI) establecerán líneas de acción para alcanzar mejoras en: el funcionamiento de las redes de atención para líneas de cuidado priorizadas; la explicitación de los servicios ofrecidos y la implementación de circuitos formales de referencia y contra-referencia entre los niveles de distinta complejidad; los procesos de trabajo al interior de los establecimientos de salud, haciendo foco en la identificación y seguimiento de personas con enfermedades crónicas no transmisibles.