Promoción de entornos y productos saludables


Dado que se considera a la escuela como escenario privilegiado para promover la salud y el desarrollo de una alimentación y estilo de vida saludables, resulta fundamental articular con los diferentes actores para lograr entornos escolares saludables, interviniendo en comedores, kioscos, huertas escolares, acceso al agua segura, provisión de actividad física de calidad y cantidad suficiente, entre otros aspectos.

Otro de los componentes de este eje estratégico tiene que ver con medidas recomendadas a nivel internacional, como proteger y promover la lactancia, desincentivar el apto físico para que los niños, niñas y adolescentes realicen actividad física en las escuelas, promover los entornos saludables en hospitales y otras instituciones de salud, entre otras.

Asimismo, desde este eje se busca promover criterios y estándares que permitan regular la exposición de niños, niñas y adolescentes a la publicidad, promoción y patrocinio de alimentos no saludables y bebidas azucaradas en todos los ámbitos, que aumentan las preferencias de consumo de estos productos. Existen parámetros científicamente avalados a nivel internacional que hacen posible proteger el derecho a la salud de las niñas, niños y adolescentes en este sentido.