Actividad física y deporte


El espacio surge a partir de una clara decisión institucional de asignar a la actividad física un rol protagónico, como parte fundamental en la vida de las personas. Se concibe a la salud física y a la salud mental como un todo, abordándolas en su integralidad. Para el proceso tratamiento de los pacientes, se busca aumentar la confianza, mejorar la autoestima, reducir la ansiedad, disminuir la toma de medicamentos, reducir la depresión, mejorar el humor, desarrollar capacidades condicionales y coordinativas (resistencia, fuerza, flexibilidad, entre otras).

El objetivo del taller es abordar la salud física y la salud mental integralmente, mejorando la calidad de vida de pacientes y trabajadores:

  • Para todos: la promoción de hábitos saludables.
  • Para los pacientes: la concientización sobre los beneficios del ejercicio físico y el deporte en el tratamiento: baja de la ansiedad, reducción de recaídas y disminución de la toma de medicación.
  • Para los trabajadores del Hospital: la disminución del estrés laboral, la corrección de “vicios posturales”, el aumento en la tonicidad de músculos acortados y/o debilitados, etc.

El equipo interdisciplinario responsable del Programa está integrado por 2 Prof. de Educación Física, 1 Lic. en Psicología del Deporte, el Área de Nutrición y Alimentación, y los Profesionales de los dispositivos asistenciales (intra y extramuros).

Se realizan articulaciones con instituciones, clubes deportivos, etc. Se prevé la realización de charlas motivacionales con personalidades destacadas del deporte y clínicas deportivas.

Plaza Saludable

Las Plazas de la Salud cumplen un servicio para el bienestar de la comunidad, incorporando no sólo el concepto del cuidado preventivo, sino también de espacio de encuentro intergeneracional al aire libre, pudiendo ser utilizados por niños, adolescentes, adultos jóvenes y adultos mayores.
En este espacio se busca sensibilizar acerca de la necesidad del cuidado preventivo de la salud, aportar buenas prácticas para mejorar la calidad de vida y fomentar sitios de encuentro y recreación intergeneracionales. Cuenta con 8 estaciones para realizar diferentes tipos de movimiento, en un circuito que permite la participación de hasta 12 personas a la vez. Se pretende que los pacientes continúen con la actividad física una vez externados, ya que conocerán el funcionamiento de los aparatos disponibles en las plazas de la Ciudad.
Los pacientes tendrán un horario para usar la Plaza Saludable dentro del Hospital, contando con un profesor que guíe la actividad, explique y controle los ejercicios, evitando lesiones o molestias. Fuera de este horario, la Plaza podrá ser usada por los trabajadores del Hospital.

Actividad Física

La actividad física implica un plan individual que se prescribe dentro del tratamiento (para el descenso de peso, aumento de la masa muscular, amplitud articular, recuperación de alguna lesión, trabajo sobre la corrección postural, etc.). Primero se evalúa la aptitud del paciente para realizar la actividad física. El equipo interdisciplinario analiza las aptitudes clínicas (anamnesis, electrocardiograma, análisis de sangre y radiografía de tórax), nutricionales y físicas.
Se proponen trabajos específicos para un aumento de las capacidades condicionales y coordinativas, con actividades aeróbicas, de fuerza, de flexibilidad y lúdicas. La realización de actividad física en forma regular baja la ansiedad en el deseo de consumir, reduce el estrés, reduce la toma de medicación y se evidencia menores recaídas.
Las actividades son variadas a través del uso de distintos materiales: bandas elásticas, pelotas de diferente tamaño y peso, conos, colchonetas, mancuernas, sogas y el propio peso del cuerpo. Para los días de lluvia, se ofrecen juegos de mesa, como cartas, dominó, ludo, lotería, entre otros.

Deporte

Como prácticas regulares, se proponen el fútbol, el vóley, la pelota-paleta y el básquet. Se realizarán torneos internos de fútbol y vóley dentro del Hospital tanto con los trabajadores como con los pacientes.
El Croquet es un deporte destinado a personas con poca movilidad, adultos mayores. Tiene como beneficio el aumento de la concentración, la coordinación fina, las caminatas suaves y de baja intensidad, la movilidad y la diversión, entre otros.
También se proponen circuitos de actividad física con elementos tales como bandas elásticas, colchonetas, mancuernas, ejercicios con el propio peso corporal para trabajar la fuerza-resistencia y los trabajos aeróbicos específicos, sin descuidar la amplitud de movimiento (movilidad y flexibilidad).