Test de sangre oculta en materia fecal inmunoquímico

Qué es, para qué sirve, quiénes deben realizárselo y cómo es el procedimiento del test de sangre oculta en materia fecal.


¿Qué es?

Se utiliza para saber si hay presencia de sangre en la materia fecal, no observable a simple vista. Varias son las causas que pueden generar la aparición de sangre oculta en la materia fecal, entre ellas los pólipos o el cáncer colorrectal. Una ventaja de este examen es su simpleza y que puede ser realizado por la persona en su propia casa.

¿Para qué sirve?

Es una forma de detectar en forma temprana los pólipos adenomtatosos o el cáncer colorrectal y de esa manera poder tratarlos a tiempo.

¿Quiénes deben realizarlo?

Varones y mujeres entre 50 y 75 años, sin síntomas ni antecedentes personales o familiares de pólipos adenomatosos o cáncer colorrectal, en forma anual.

¿Cómo es el procedimiento?

La prueba debe realizarla la propia persona. La mayoría de las pruebas tienen los siguientes pasos:

1- Se desenrosca la tapa del tubo colector y se extrae la varilla para la recolección de la muestra sin perder el líquido del recipiente.

2- Se introduce la punta de la varilla varias veces en la materia fecal buscando cubrir la punta

3- Se reintroduce la varilla con la muestra en el recipiente original, se enrosca firmemente la tapa y se agita para que se mezcle con el reactivo del recipiente. Debe guardarse en la heladera (temperatura entre 2 y 8 grados) y entregarse antes de 1 semana

Ante un resultado positivo se recomienda realizar un estudio llamado colonoscopia.
Ante un resultado negativo se recomienda realizar una nueva prueba de sangre oculta en materia fecal al año.

Es importante aclarar que el resultado positivo de la prueba de sangre oculta en materia fecal no es un indicador directo de adenomas o cáncer de colon y recto, ya que el sangrado también puede deberse a alguna otra lesión en la mucosa. Por ello es necesario realizar una colonoscopía que confirme la causa del sangrado.

Más información en Instituto Nacional del Cáncer