Salud bucal

Qué es la salud bucal, cómo hacerla correctamente y cómo cuidarla.


¿Qué es?

El cuidado de la salud bucal consiste en mantener la boca y los dientes sanos. Es importante que comience en la infancia. Si no es así, se pueden tener problemas con los dientes y encías, como caries o la pérdida de los dientes.

¿Cómo hacerla?

Una correcta limpieza de los dientes a la mañana, a la noche antes de dormir y durante el día luego de cada comida es necesario para evitar la formación de la placa bacteriana que daña el esmalte de los dientes y produce caries y otras infecciones.

También es importante:

• No compartir el cepillo de dientes, porque el sangrado de las encías puede transmitir enfermedades.
• Renovar el cepillo cada 3 meses.
• Evitar el consumo de golosinas y azúcares. De hacerlo, cepillarse los dientes enseguida.
• Lavarse tanto la superficie externa de los dientes como la interna y también la lengua; para remover las bacterias.
• Limpiarse entre los dientes todos los días con hilo dental u otro producto similar.
• No fumar ni masticar tabaco.
• Mantener una alimentación variada y equilibrada.
• Visitar al dentista al menos 1 vez al año.

¿Cómo cuidar la salud bucal durante el embarazo?

Es importante al comienzo del embarazo visitar al odontólogo. La embarazada puede ser atendida durante toda la gestación el segundo trimestre es el período más seguro para proporcionar cuidados dentales habituales.

Es común que la mujer embarazada tenga encías inflamadas y sangrantes, esto puede ser prevenido o aminorado con la utilización del cepillo de dientes e hilo dental.

Las radiografías dentales están contraindicadas, especialmente durante el primer trimestre.

Es un mito que las madres pierden sus dientes debido al embarazo, lo que sucede es que ocurren ciertos factores como el aumento de la acidez de la saliva, vómitos en los primeros meses de gestación y cambios hormonales que aumentan el riesgo de caries y enfermedad periodontal.

¿Cómo cuidar la salud bucal en la primera infancia?

Se recomienda retirar el chupete a los dos años ya que puede generar problemas en la mordedura al igual que chuparse el dedo.

También es deseable no agregar a la mamadera ni al chupete azúcar, miel, gaseosas ni sustancias con algo nivel de azúcar ya que provocan caries a muy temprana edad.

Para evitar problemas, entonces es recomendable comenzar la higiene bucal con la salida del primer diente de leche dos veces el día: una a la noche, otra a la mañana. En ese caso, utilizar una gasa, la punta de un pañito limpio humedecido en agua o un dedal de silicona para limpiarle dientes, encías, lengua, cachetes y paladar.

Más información en Dirección Nacional de Salud Bucodental