Neumonía

Qué es, cuáles son los síntomas, cómo se transmite, se trata y se previene la neumonía.


¿Qué es?

Es una infección de los pulmones que ocasiona una grave inflamación de los mismos, produciendo dificultad para respirar, e inclusive dolor. Puede ser de origen bacteriano, viral o parasitario.
La neumonía causada por bacterias tiende a ser la más grave. En los adultos, las bacterias son la causa más común de neumonía, mientas que en bebés y niños suele ser de origen viral.

Quienes presentan mayor riesgo de desarrollar una neumonía complicada son:

  • Adultos mayores o niños muy pequeños.
  • Personas con su sistema inmunitario debilitado (por ejemplo, personas con VIH-sida.)
  • Personas con otros problemas médicos serios, como diabetes o cirrosis del hígado

¿Cómo se transmite?

Esta enfermedad puede contraerse por las siguientes vías:

  • La propagación hacia los pulmones de las bacterias y virus que viven en la nariz, los senos paranasales o la boca.
  • Al inhalar alimentos, líquidos, vómito o secreciones desde la boca hacia los pulmones (neumonía por aspiración).

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas de la neumonía pueden ser uno o más de los siguientes:

  • Dificultad para respirar.
  • Escalofríos.
  • Fiebre y sudoración.
  • Dolor en el pecho.
  • Tos (con flema o seca).

¿Cómo se trata?

Existen varios tratamientos para la neumonía, pero es importante acudir al médico para que indique el más adecuado según el caso.

En general, se recomiendan reposo, antibióticos y medicamentos para aliviar los síntomas. De ser necesario, la persona enferma con neumonía puede requerir hospitalización. Con tratamiento, la mayoría de los pacientes mejora al cabo de dos semanas, aunque los pacientes de edad avanzada o con su sistema inmune más débil pueden necesitar un tratamiento más prolongado.

¿Cómo se puede prevenir?

Las medidas de prevención son básicamente mantener una buena higiene:

  • Lavarse las manos frecuentemente.
  • Desechar adecuadamente los pañuelos.
  • Cubrirse la boca y la nariz cuando tose o estornuda.
  • En el caso de los grupos considerados con mayor riesgo de contraer cuadros graves por influenza o neumonía, los mismos deben recibir la vacunación anual contra la gripe y la vacuna antineumocóccica, incluidas en el Calendario Nacional de Vacunación. Son gratuitas en todos los centros de vacunación y hospitales públicos del país.

Más información en Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles