Leucemia

Qué es, cuáles son los síntomas, cómo se transmite, se trata y se previene la leucemia.


¿Qué es?

Es un tipo de cáncer de la sangre que comienza en la médula ósea, el tejido blando que se encuentra en el centro de los huesos, donde se forman las células sanguíneas.

El término leucemia significa sangre blanca. Los glóbulos blancos (leucocitos) son producidos en la médula ósea y el cuerpo los utiliza para combatir infecciones y otras sustancias extrañas.

La leucemia lleva a un aumento incontrolable de la cantidad de glóbulos blancos. Por tratarse de una proliferación de células inmaduras y anormales en la sangre, la leucemia se considera un "cáncer de la sangre".

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas varían en función del tipo de leucemia ante el que nos encontremos. Estos son los más comunes: anemia, bajas defensas frente a las infecciones, aparición de manchas en la piel (petequias), dolor en los huesos y hemorragias esporádicas.

Las hemorragias más comunes son a través de nariz, boca o recto y las más graves son las que pueden producirse en el cerebro, a raíz de una caída severa del número de plaquetas.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento recomendado en este tipo de padecimiento es la quimioterapia. Se emplean diversos medicamentos especiales destinados a destruir las células leucémicas.

En algunos casos es necesario un trasplante de médula ósea compatible con la del paciente. Existe un banco mundial de donantes de médula.

Más información En el Instituto Nacional del Cáncer